Las persianas de madera son cada vez más populares. Una de las tendencias de la arquitectura y el diseño de interiores es, precisamente, emplear este material tan natural. En tus ventanas, una persiana de madera siempre aporta buena imagen, funcionalidad y belleza.

¿Qué es una persiana de madera?

Las persianas de madera son revestimientos de ventanas con lamas horizontales también de este material unidas por poleas. Sus ventajas son múltiples, ya que permiten mostrar o tapar la luz a voluntad, según cómo se sitúen.

Aportan naturalidad a los ambientes, son elementos ecosostenibles y proporcionan frescor, seguridad y aislamiento allí donde se ubican. Además, repelen el polvo, la suciedad y a los insectos, al tiempo que permiten mantener una temperatura agradable en la vivienda o el despacho.

Tipos de persianas de madera

Hay una persiana de madera para cada necesidad, tanto en interiores como en exteriores. Como, además, se pueden fabricar a medida, su versatilidad es máxima. ¡Puedes encontrar una opción perfecta para cualquier emplazamiento y preferencia!

En general, conviene diferenciar entre persianas alicantinas de madera, persianas enrollables de madera, persianas Ceylan y venecianas o verticales.

Siempre son recursos que incrementan la seguridad, la privacidad y la protección del interior. Recuerda que los rayos solares afectan a los muebles y los decoloran o dañan con rapidez cuando inciden directamente en ellos. Lo mismo sucede con los suelos. Impedir su acceso con estas persianas es una idea siempre positiva. ¡Y qué bien quedan cuando las colocas!

Enrollables

Las persianas enrollables de madera son las más comunes y, tradicionalmente, han estado presentes en el ámbito rural. Por eso, actualmente, se asocian a interiorismos rústicos, nórdicos, farmhouse chic y de esencia natural.

Si quieres, te aseguran un cierre absoluto, aislando el domicilio por completo de la luz exterior. Las persianas enrollables de madera se cierran sobre sí mismas, alrededor del eje horizontal. En consecuencia, se pueden dejar a la altura que cada cual desee, lo que personaliza su aprovechamiento.

Persianas de madera para exterior

Existen dos clases principales: las persianas alicantinas de madera y las Ceylan de exterior.

Las alicantinas destacan por su enorme funcionalidad. Además de aislar frente a la luz, protegen de la lluvia, el viento y otros efectos climatológicos. Son similares a las enrollables, si bien adquieren mayores longitudes y tienen una imagen muy reconocible. Decorativamente hablando, son impactantes y aportan carisma al conjunto.

La alternativa son las Ceylan para exterior. De tipo esterilla, presentan varillas muy finas y livianas, de seis milímetros máximo de diámetro. Suelen conectarse con hilo de nailon de alta resistencia. Pese a su ligereza, duran mucho y cumplen su función perfectamente.

Persianas de madera para interior

En esta categoría, puedes escoger entre las dos modalidades anteriores. Asimismo, las Ceylan para interior son bastante parecidas a las de exterior y recuerdan a los estores por su ligereza y versatilidad. Se fabrican a medida y se adaptan a todo tipo de emplazamientos. Además, su instalación suele resultar sencilla y rápida.

Por otra parte, también las persianas alicantinas de madera se pueden colocar en interiores. En realidad, solo hay que hacer un mínimo cambio durante su instalación para que admitan este uso.

Persianas venecianas

Junto a las persianas alicantinas de madera y las persianas enrollables de madera, las venecianas completan tus opciones. Se caracterizan porque se abren desde abajo hacia arriba, donde se enganchan. Su instalación es facilísima y proporcionan un toque decorativo muy original.

Ideas para tu persiana de madera

Toma nota de estos criterios para decorar mejor con estos accesorios:

  1. El roble y las maderas ligeras encajan con escenarios modernos y minimalistas. Los tonos oscuros aportan tradición y formalidad.
  2. Si quieres iluminar mucho, elígelas con lamas grandes.
  3. En ambientes nórdicos y actualizados, pintarlas de blanco es una opción resultona.
  4. Si te apetece aplicar una esencia zen de halo oriental, el bambú es un gran material.

¿Cómo limpiar estas persianas?

El procedimiento de limpieza de una persiana de madera es sencillo, pero conviene hacerlo bien. Básicamente, consiste en:

  1. Coge un paño de microfibra o un plumero.
  2. Ciérralas por completo y pásalo por delante y por detrás.
  3. Retira el polvo en cada lama de izquierda a derecha. Si son verticales, hazlo de arriba abajo.

Otra alternativa es utilizar un balde con agua y un poco de jabón y limpiarlas con el paño humedecido. Después, sécalas con otro paño limpio.

¿Cómo pintar una persiana de madera?

El principal consejo que podemos darte es que las descuelgues y, preferiblemente, las hagas todas a la vez. Es posible pintarlas mientras están colocadas, pero resulta más complejo y quedan peor. Asimismo, hacerlo subido en una escalera es siempre peligroso.

Colócalas sobre una sábana o tela blanca. Antes de poner la nueva pintura, aplica un decapante químico o líjalas. Después, con un rascador quita la pintura descascarillada o desconchada. Aplica lija a continuación para dejarlo todo impecable, así absorberá mejor la pintura. Por último, aplica la pintura y déjala secar antes de colocar tus persianas de madera.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario