La Recomba es una laguna natural que se forma al remansar el agua procedente del arroyo de la Recomba mediante un dique artificial de unos dos metros de altura, situada en los linderos del parque de Polvoranca y junto al barrio de Arroyo Culebro, que es precisamente el otro nombre que recibe el arroyo en esta zona.

Se trata de una laguna estacional, con vegetación de ribera y juncos, en la que se pueden observar con facilidad patos y fochas de agua. Es sin duda uno de los rincones más bellos del parque de Polvoranca.

El Ayuntamiento de Leganés (Madrid) tiene instalada desde hace años en esta laguna una estación de bombeo de agua, utilizada fundamentalmente para el riego de parques y jardines, y para la limpieza de la localidad.

Podemos de Leganés denunció que les habían llegado testimonios de trabajadores de las industrias cercanas y habían comprobado la existencia de decenas de denuncias de la policía local, sobre grupos de adolescentes y jóvenes que acceden a la laguna a bañarse a través de varias roturas existentes en el vallado de seguridad en determinadas zonas del perímetro, con el peligro que esto supone, ya que hay bombas de extracción de agua de gran potencia que podrían succionar a una persona y causarle graves daños, e incluso el ahogamiento.

Estas aguas, además, no son aptas para el baño, porque podrían causar intoxicaciones de todo tipo. Las invasiones de la laguna por parte de los grupos de adolescentes han seguido repitiéndose, pese a las señales de prohibición del baño que rodean el recinto. Podemos denunció públicamente la desidia del gobierno municipal ante la repetición de estos hechos, que este verano se han repetido con más frecuencia tras el cierre de las piscinas municipales.

A mediados de este mes de julio de 2020, el Ayuntamiento de Leganés anunció que ya se había procedido a arreglar nuevamente el vallado, para evitar que esos peligrosos episodios se repitieran.

Aquí Madrid ha podido comprobar que, a fecha 30 de julio, las vallas continúan rotas en varios puntos del perímetro y que incluso las bandas plásticas que se han puesto, supuestamente para avisar del peligro, han sido apartadas y rotas.

Ante esta constatación, Aqui Madrid se puso en contacto el pasado lunes con el departamento de Prensa del Ayuntamiento de Leganes para obtener algún tipo de explicación a la continuidad de los desperfectos y del peligro que suponen, sin haber obtenido ninguna respuesta en toda esta semana.

Cuatro días después de haber solicitado la versión municipal, no hay ninguna respuesta y las vallas continúan rotas. Los jóvenes y adolescentes de Leganés pueden seguir jugándose la vida para luchar contra el calor de estos días.

Periodista. He desarrollado la mayor parte de mi carrera profesional en TVE, en tareas informativas y de investigación periodística, en el ámbito estatal y en centros territoriales. Acumulo experiencia en información local desde 1980 y colaboro en lo posible con el movimiento asociativo y vecinal de Leganés.

Deja un comentario