El Grupo Municipal Socialista de Tres Cantos informa de que, debido a la gran cantidad de obras simultáneas iniciadas en la vía pública por el equipo de gobierno, sin el control necesario para que se ejecuten correctamente, está produciendo situaciones que ponen en peligro a los viandantes y a los que utilizan el espacio público, y aporta documentación gráfica recogida directamente o aportada por vecinos..

«No hay más que darse un paseo por Tres Cantos para ver cómo toda la ciudad está levantada. Hay que hacer un buen mantenimiento del pavimento y, a veces, esto implica su remodelación completa, pero es evidente que las empresas encargadas no están haciendo un trabajo adecuado y que no hay una buena supervisión por parte del Ayuntamiento», señala Silvia Lucena, portavoz del PSOE en el Consistorio tricantino.

Los socialistas advierten que esta situación tiene como consecuencia tropiezos y caídas, llegando a casos como el más reciente de una vecina que ha sufrido una caída aparatosa en la zona centro a causa de una nula señalización de las obras de pavimento en la calle.

«Lamentablemente no es el único caso que podemos ver en nuestra ciudad. Las actuaciones no se señalizan convenientemente, lo cual implica que puedan ocasionarse accidentes como el sufrido por esta vecina. Y no solo no se señalizan adecuadamente, es que tampoco se proveen los recursos necesarios (rampas de acceso, desvíos debidamente señalizados, etc.) para que las vecinas y vecinos puedan hacer algo tan básico como salir de su portal con un carrito de bebé sin sortear baches imposibles. No entendemos cómo el Ayuntamiento no supervisa la labor de estas empresas de forma adecuada», argumenta la edil.

Unido a la situación de dejadez y falta de seguridad los socialistas argumentan, también, que las obras, una vez terminadas, no cuentan con los remates adecuados para garantizar la seguridad del espacio público.

«Tenemos un banco de fotografías numeroso, conseguido por nosotros mismos con colaboración de algunos vecinos y vecinas, donde encontramos claramente que los remates de las obras son del todo ineficientes: rampas de cemento para unir las aceras que no están correctamente diseñadas ni terminadas que incluso se encuentran en la puerta de las casas, adoquines con bordes afilados en el pavimento cercano a parques infantiles que pueden suponer un grave riesgo para los pequeños en caso de caída, desniveles sin cubrir, espacios sin rellenar entre el pavimento y el suelo de instalaciones infantiles y un largo etcétera», indica Lucena.

Concluye la dirigente socialista que «seguiremos insistiendo siempre en la necesidad de garantizar la seguridad a la hora de acometer obras de mejora en el municipio. El PP acostumbra a levantar la ciudad el año antes de las elecciones, lo hace cada cuatro años. Pero, en muchas ocasiones , sin criterio alguno y, lo que es peor, sin garantizar, mediante la supervisión y el control, que las empresas hacen adecuadamente su labor. Nunca estamos exentos de que ocurra algún accidente, evidentemente, pero como Ayuntamiento debemos hacer todo lo posible para evitarlo, velar porque las empresas efectúen un trabajo óptimo, insistiendo en una señalización correcta de las obras, una adecuada planificación y un exhaustivo control para cerciorarnos de que se cumplen todos los parámetros de seguridad necesarios. Y eso, hoy por hoy, el equipo de gobierno no lo hace, y está poniendo en peligro, por tanto, a nuestras vecinas y vecinos».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario