La asociación Pedalibre ha criticado el anuncio de Borja Carabante, responsable del área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, relacionado con «los 12,5 kilómetros de carriles provisionales inaugurados durante la pandemia» que van a «quedarse como definitivos por la aceptación que han tenido».

Así, en las próximas semanas y como muestra la fotografía del carril bici provisional por la doble fila en calle Ribera del Sena, Madrid, el color amarillo de la pintura con la que fueron señalados pasará a ser blanco

Para la Asociación este anuncio es una oportunidad perdida para comenzar a implementar una verdadera red de carriles bici protegidos y seguros en Madrid que conduzcan a un aumento significativo del uso de la bicicleta como medio habitual de transporte para todo tipo de usuarios de manera inclusiva: «El hecho de solamente cambiar el color de la pintura de amarillo a blanco perpetúa los errores de diseño y falta de seguridad de los carriles bici provisionales ejecutados en 2020».

Antes y después en Vitoria, donde se implementó un carril bici bidireccional protegido del tráfico de coches e invasiones por bolardos  (fotos de @CirculaenBici )

Explica que la gran mayoría de esos carriles son inseguros, pues no cumplen los criterios mínimos de seguridad para las vías en los que se encuentran bajo ningún manual de diseño comprobado y algunos no contemplan los dos sentidos.

Y concretan que durante el medio año en que llevan implementados los carriles bici provisionales han comprobado que: 

  • Los coches pasan en el carril contiguo al carril bici a altas velocidades, hasta a 80 kilómetros hora, muy cerca de las bicicletas, sin ningún tipo de protección física que asegure la distancia lateral de seguridad en caso de adelantamiento, dé seguridad y percepción de seguridad al ciclista y haga reducir la velocidad de los coches.
  • Que al no existir elementos de protección física que eviten la invasión del carril bici, este es invadido impunemente por vehículos de carga y descarga y segunda fila, haciendo que los ciclistas tengan que circular por el carril de circulación general contiguo donde otros vehículos alcanzan hasta los 80 kilómetros hora.
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario