Parla es la segunda ciudad de la Comunidad de Madrid en la que menos ha aumentado la criminalidad, después de Pozuelo de Alarcón, según los datos del Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, que recoge un aumento de delitos en la región del 8,5 por ciento, mientras que en Parla sólo ha sido del uno por ciento.

Se trata del menor porcentaje, después de Pozuelo (0,1 por ciento), y muy por debajo de las localidades donde más han crecido los delitos, como Boadilla del Monte, que ocupa el primer lugar, y a la que siguen otras localidades con subidas superiores al 20 por ciento como Torrejón de Ardoz, Villaviciosa de Odón, Majadahonda o Arroyomolinos.

En el otro extremo, tras Pozuelo y Parla, entre los municipios que menor aumento han experimentado se encuentran Colmenar Viejo (1,7 por ciento), Leganés y Arganda del rey (4,1 por ciento), Alcobendas (4,9 por ciento), Aranjuez (5,5 por ciento) o Valdemoro y San Sebastián de los Reyes (9,2 por ciento).

Las infracciones penales que han provocado el aumento de la delincuencia en Parla se refieren a delitos de tipo sexual, delitos menos graves de riñas tumultuarias, tráfico de drogas y hurtos. Sin embargo, se ha producido descenso en robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, y sustracciones de vehículos, además de no haberse producido ningún homicidio ni secuestro.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario