Europa Nostra, entidad europea de la sociedad civil comprometida con el patrimonio cultural y natural, y el Instituto del Banco Europeo de Inversiones han dado a conocer este 14 de diciembre de 2021 los doce sitios patrimoniales más amenazados de Europa preseleccionados para el programa «Los 7 más amenazados»[1] 2022.

Los doce monumentos y sitios patrimoniales más amenazados de Europa para 2022 son:

La selección se hizo en base a la importancia patrimonial y al valor cultural de cada uno de los sitios, así como al grave peligro al que se enfrentan en la actualidad. El nivel de participación de las comunidades locales y el compromiso de las partes interesadas públicas y privadas para salvar estos sitios, se consideraron valores añadidos cruciales. Otro criterio de selección fue el potencial de estos sitios para actuar como catalizadores del desarrollo sostenible y como herramienta para promover la paz y el diálogo dentro de sus localidades y regiones más amplias.

Los doce sitios del patrimonio en peligro de extinción fueron preseleccionados por un Grupo de Expertos internacional, especializados en historia, arqueología, arquitectura, conservación, análisis de proyectos y finanzas.

Las nominaciones para el programa «Los 7 más amenazados» de 2022 fueron presentadas por organizaciones miembros, organizaciones asociadas o miembros individuales de Europa Nostra de toda Europa, así como por miembros de la European Heritage Alliance.

Palacio de Orleans-Borbón
Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, España

El Palacio de Orleans-Borbón fue construido a mediados del siglo diecinueve en estilo neomorisco, combinando elementos arquitectónicos neoárabes y una variedad de influencias estilísticas de todo el mundo, especialmente de Italia, Francia, China, Japón y Egipto. En la parte trasera del palacio, existen amplios jardines de estilo de los jardines románticos del siglo diecinueve enriquecidos con influencias islámicas.

Situado cerca del centro de la localidad de Sanlúcar de Barrameda, cerca de Cádiz, el Palacio de OrleansBorbón fue la residencia de verano de la familia de los duques de Montpensier, una familia noble relacionada con la Familia Real española.

La historia de este fascinante edificio fue vinculada durante muchos años a la familia Montpensier. El edificio fue habitado por la familia hasta 1955, cuando el infante Alfonso de Orléans Borbón y su esposa se exiliaron. Durante la década de 1970, el edificio se vendió dos veces. En 1979, el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda inició el proceso de adquisición del inmueble con el objetivo de evitar su destrucción y abrirlo al público. En 1982, el Palacio de Orleans-Borbón fue declarado Bien de Interés Cultural, y en 2002 fue inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía.

Desde la década de 1990, el Palacio Orleans-Borbón acoge el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda. También alberga los depósitos de la Biblioteca Municipal y el Archivo Municipal. Sin embargo, solo una parte del edificio está en uso y la estructura general está en un estado ruinoso.

Desde las últimas actuaciones en la década de 1990, el propietario no ha podido garantizar un mantenimiento adecuado, lo que, junto con el lento proceso administrativo en el reconocimiento del edificio, hizo que este necesitara urgentemente obras de reparación y restauración.

Las paredes exteriores de los edificios están en riesgo inminente de colapso, y también están presentes problemas importantes de humedad y grietas estructurales. Actualmente no existe una estrategia de inversión ni un proyecto de rehabilitación definido para el palacio.

La nominación del Palacio de Orleans-Borbón al Programa «Los 7 Más Amenazados» 2022 se debe a Hispania Nostra, representante de Europa Nostra en España, que también incluyó el Palacio en su Lista Roja .

El Grupo de Expertos del Programa «Los 7 Más Amenazados» indica que «una adecuada rehabilitación del Palacio de Orleans-Borbón mejoraría no solo el edificio, sus jardines y su interesante arquitectura e historia, sino que también lo haría accesible a la población local y visitantes. Por tanto, la rehabilitación del Palacio de Orleans-Borbón puede actuar como un catalizador perfecto para el desarrollo socioeconómico sostenible de la zona».

El presidente ejecutivo de Europa Nostra, Hermann Parzinger, sostiene que «estos sitios en peligro de extinción preseleccionados son un recordatorio de que nuestro patrimonio compartido es frágil. Con la publicación de esta lista restringida, Europa Nostra expresa su solidaridad y apoyo a las comunidades locales y organizaciones de la sociedad civil de toda Europa que están comprometidas en salvar estos sitios. Pueden contar con nosotros y nuestra red de miembros y socios para alzar nuestras voces y actuar en defensa de estos doce sitios patrimoniales en riesgo. Estos lugares cuentan nuestra historia compartida y pueden actuar como catalizadores para el desarrollo sostenible, la cohesión social y el diálogo intercultural».

El decano del Instituto del Banco Europeo de Inversiones, Francisco de Paula Coelho, sostuvo a su vez que «el patrimonio cultural es un recurso clave para la identidad, el atractivo y el crecimiento económico de Europa. Se trata de mucho más que ‘piedras y huesos’ del pasado; hoy, contribuye al carácter distintivo de Europa en todas sus dimensiones, urbana y rural, regional y nacional. Es por eso que el Instituto BEI se enorgullece de apoyar el programa ‘Los 7 más amenazados’, que hemos estado implementando con Europa Nostra desde 2013 con el objetivo de salvaguardar y promover el patrimonio cultural de Europa».

La lista final de los siete sitios patrimoniales más amenazados de Europa se dará a conocer en la primavera de 2022.

  1. El programa «Los 7 más amenazados» está dirigido por Europa Nostra junto con el Instituto del Banco Europeo de Inversiones. También cuenta con el apoyo del programa Europa Creativa de la Unión Europea. Lanzado en 2013, este programa forma parte de una campaña de la sociedad civil para salvar el patrimonio en peligro de Europa. Mediante él, se crea conciencia, se preparan evaluaciones independientes y se proponen recomendaciones para la acción.
    También proporciona una subvención de 10.000 euros por sitio incluido, para ayudar en la implementación de una actividad acordada que contribuirá a salvar el sitio amenazado. En la mayoría de los casos, la inclusión en la lista de un sitio en peligro sirve como catalizador e incentivo para la movilización del apoyo público o privado necesario, incluida la financiación.
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario