«Operación Fortune: el gran engaño» de Guy Ritchie, el espionaje internacional a por la inteligencia artificial

«Operación Fortune: el gran engaño» («Operation Fortune: Ruse de guerre»), dirigida por el británico Guy Ritchie (‘Despierta la furia’, ‘The Gentlemen: Los señores de la mafia’), es una comedia de acción que anuncia su estreno en salas de cine en paralelo con las plataformas Netflix y Amazon, lo que me parece todo un desafío y el presagio de que, aparte algunos que resisten como numantinos, los cines van a dedicarse pronto a otros menesteres

(Sugiero la conversión en pistas de patinaje sobre hielo, aunque supongo que se impondrá la realidad y los transformarán en apartamentos turísticos. Nunca lloraremos lo suficiente la desaparición de los lugares en los que podíamos vivir todas las vidas que la realidad nos había negado).

Con el esquema tradicional de las comedias de espías del siglo pasado y siguiendo las nuevas reglas del género, en «Oración Fortune: el gran engaño[1]», que lo primero que me sugiere es que esta película ya la he visto media docena de veces por lo menos, los antiguos agentes ahora se llaman contratistas, mantienen la excelente forma física de sus antecesores aunque racionan en lo posible la violencia cuerpo a cuerpo, y se juegan el salario usando la inteligencia –la artificial y la de toda la vida- persiguiendo minúsculos pendrives o, como en este caso, un algoritmo de quince dígitos que es la llave para acceder a una cantidad imposible de millones –y que averigua y adjudica una listísima y atractiva agente sentada frente a un ordenador-, que se disputan dos tipos elegantes que frecuentan lujosos hoteles y jets privados y que están al servicio de alguien, que también podría ser algo y tratarse de una entelequia.

Con este diseño y un reparto muy failiar para los seguidores del cine del británico de Ritchie, que encabeza la indiscutible star del género en su estadio actual Jason Statham  («Despierta la furia», «Fast&Furious»), secundado por Hugh Grant («The Gentlemen: Los señores de la mafia», «The Undoing»), Aubrey Plaza («Seguridad no garantizada», «Ingrid Goes West») y Josh Harnett («Despierta la furia», «Victima del poder»). Completan el reparto Cary Elwes («Sa»’, «Stranger Things») y el rapero británico Bugzy Malone («The Gentlemen: Los señores de la mafia»).

Con una simple ojeada a la filmografía anterior de los personajes los fans del género se darán cuenta de que, una vez más, el realizador Guy Ritchie no va a defraudarles. El agente del MI6 Orson Fortune (Jason Statham) y su equipo reclutan a una de las estrellas de cine más importantes de Hollywood (Josh Harnett), para que los ayude en una misión encubierta, para rastrear y detener la venta de nuevas tecnologías de armas mortales, que dirige el multimillonario Greg Simmonds (Hugh Grant). Para conseguirlo tiene que echar mano de la experta en alta tecnología Sarah Fidel (Aubrey Plaza), de la CIA, y recorrer el mundo para dar caza al riquísimo Simmonds, aliándose con espías de otras agencias.

«Operación Fortune: el gran engaño», que inicialmente se llamaba «Five Eyes» es por el momento la última colaboración entre el realizador Guy Ritchie –al que los no iniciados recordarán como el último marido de Madonna- y el actor Jason Statham, quienes de alguna manera se puede decir que «han crecido juntos» desde que 1998 hicieron «Lock, Stock and Two Smoking Barrels» (en España « Lock and Stock» y «Juegos, trampas y dos pistolas humeantes» en Latinoamérica), una película vilipendiada por la crítica y aplaudida por un público completamente seducido por el estilo del director. Dos años más tarde se unieron de nuevo para «Snatch», auténtico filme de culto y la consagración de ambos, en la realización y la escenografía: película que sigue siendo una referencia de la pop-culture cinematográfica. «Operación Fortune: el gran engaño» es la quinta colaboración de  la estrella y el director.

  1. «Operación Fortune: el gran engaño» es una de las películas que inauguran el año en las pantallas madrileñas. Se estrena el miércoles 4 de enero de 2023.
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario