Aterrizando en Nueva Zelanda, las antípodas

Marisol Castro, Javier Barrio
Nueva Zelanda ¡por fin!
Nueva Zelanda ¡por fin!

Día 1º

Llegamos a Nueva Zelanda, aeropuerto de Auckland, tras treinta horas de viaje interminable. Vía Shangai, Lufthansa y New Zeland Airlines no han sido las mejores opciones. Hemos conocido a una pareja de chicos jóvenes que venían de Cullera (Valencia). Hay que procurar conseguir asientos en pasillo, siempre es más fácil levantarse, estirar las piernas y no sentirse atrapado y encajonado durante un viaje tan largo. El mayor trayecto es de trece horas dentro del avión, más de medio día.

Reencuentro en el aeropuerto con Javi (nuestro hijo), tras casi un año de distancia geográfica. Entre Madrid y las antípodas, casi 20.000 kilómetros separan nuestra casa de la granja en Opotiki, donde tiene establecido su cuartel general y desde donde, cuando no trabaja “en el kiwi”, ha estado viajando por toda la isla norte.

Primera parada, lugar de recogida de la autocaravana. Todo bien, nos entregan una autocaravana que se ajusta a la contratada a través de la página de Motor Republic y la relación calidad precio parece bastante buena. Cuando llegas al aeropuerto puedes llamar desde una cabina a un número gratuito, te recogen y te llevan hasta la base dónde tienen las autocaravanas y la oficina para hacer el checking. A unos diez minutos del aeropuerto. Antes de abandonar el lugar inspecciona detalladamente el vehículo reservado, que las puertas cierren bien, que tenga gas para la cocina, que los fuegos, el frigorífico, y el sistema de agua y desagüe funcionen correctamente, la calefacción, el aire acondicionado, las luces, la ruedas, incluida la de repuesto, cualquier detalle. Recuerda que cuando abandones la oficina y comiences tu viaje no regresarás para protestar.

Autocaravana La mejor manera de viajar por Nueva Zelanda
La mejor manera de viajar por Nueva Zelanda

Al final nos vamos los tres en la misma autocaravana, tiene capacidad para cuatro. Traspasamos las cosas de la van de Javier, incluida la caña de pescar y la tabla de surf, al vehículo que hemos alquilado, y dejamos aparcada la suya en un polígono industrial de Auckland.

Hemos comido en un bar de la ciudad dónde hemos degustado los mejillones de labios verdes, los cocinan de casi veinte formas, pero son menos finos que los que compramos y recogemos en España. Y estos saben mucho a mar. A mi no me gustaron demasiado. También hemos probado los gambones, un cangrejo, almejas, no está malo pero todo tiene otro sabor y no le agrada a mi paladar. Creo que, en general, coincidimos. La cerveza está muy rica y tiene un marcado sabor a cebada, deja un cierto regusto en boca.

Una buena comida para celebrar el reencuentro
Una buena comida para celebrar el reencuentro

Hacemos la compra en un gran hipermercado, muchos productos nacionales de Nueva Zelanda. Los mejores hipermercados (relación calidad, precio y variedad) son: Pak’ & Save, New World y Countdown. En New World si eres turista o estás desplazado temporalmente te dan una tarjeta de cartón con la que te ofrecen un porcentaje nada desdeñable de descuento, te puedes ahorrar un dinerito en llenar tu despensa.

Provisiones para el viaje
Provisiones para el viaje

El pescado es caro, entre un treinta y un cuarenta por ciento más que en España, pero hay especies muy frescas que no conocemos, que están muy ricas y que no son tan caras. El salmón salvaje, a pesar de que en Nueva Zelanda hay muchos ríos salmoneros, está bastante caro. El de criadero está bueno y es más asequible.

La carne tiene buen aspecto, está muy rica y resulta menos grasa que aquí. También menos sabrosa. Es normal allí su alimentación es la hierba y no tiene pinta de que a los animales les engorden a base de pienso y clenbuterol.

La fruta y la verdura son lo mejor y se vende mayoritariamente sin envasar. Casi todos los productos son nacionales y hacen uso de bolsas de papel, aunque en sus mostradores aún encuentras productos envasados y con plásticos. Es muy normal ver a la gente local y a los viajeros preocupados por el medio ambiente, utilizar las bolsas de tejido reutilizables, muy recomendables. Así que allí donde fueres haz lo que vieres, y así lo hice. Ahora de vuelta a casa compro la fruta y la verdura en las bolsas de tela que compré en Nueva Zelanda.

Conocemos los orígenes de Nueva Zelanda y la cultura maorí
Conocemos los orígenes de Nueva Zelanda y la cultura Maorí
En el museo descubres los orígenes de Nueva Zelanda y la cultura Maorí

El Museo de Auckland que recorre la historia, la cultura, la antropología y las costumbres de los maoríes es uno de los sitios obligados a ver en la ciudad. Relata cómo se crearon las dos islas, de origen volcánico, y la historia de la vida de los primeros pobladores. Cuenta cómo los maoríes y los kiwis se liberaron del dominio británico. Y la exposición de historia natural de Nueva Zelanda es estética, didáctica y clarificadora.

No hay mucho más que ver en Auckland. Es una ciudad muy moderna, muy pequeña y muy reciente, con poca historia y, por tanto, poca arquitectura antigua que aporte algo muy digno de relevancia. Pero es muy agradable, porque es una ciudad libre de estrés, que mira al mar y que apunta ya a lo que te espera en todo el país: naturaleza, vida tranquila, civismo, respeto y convivencia. Puedes detenerte en algún lugar más pero nosotros vamos decididos a ver más naturaleza que urbanismo.

La gran ciudad de la isla norte de Nueva Zelanda
Auckland, la gran ciudad de la isla norte

CAMINO AL NORTE

Todo preparado para nuestra aventura. Estamos alertados por nuestro hijo de que las carreteras aquí no son como en España. Cuando sales de los grandes núcleos urbanos, que son pocos, casi todas son de doble dirección, que se estrechan y quedan en un solo carril cuando tienes que cruzar puentes sobre ríos. Pero eso lo iremos descubriendo. Lo que si puedes utilizar de inmediato es la app Gapsy que te indica dónde encontrar las gasolineras más baratas, dependiendo de tu ubicación.

Lo que si te adelanto antes de ponerte al volante, además de que se conduce por la izquierda, es que hay que estar preparado para sujetar el volante con fuerza en muchos tramos del viaje. El viento sopla lateral con muchísima fuerza, tanto que puede desplazarte al carril contrario o sacarte de la carretera. Vimos algún accidente por esta causa. Hay carteles que avisan del riesgo de fuertes vientos. Incluso en estas zonas los agricultores y ganaderos plantan árboles en hileras que sirven “de pantalla” para detener los vendavales y proteger animales y cultivos.

Decidimos salir camino al Norte de la Isla Norte, zona de playas. Allí recalamos en un área libre de parking de autocaravanas. Se llama Puerto Albert, en los AlbertLanders, una zona pantanosa, rodeada de manglares. Los campistas autónomos pueden pasar la noche aquí, en el Port Albert Domain, justo al lado del muelle. Allí se encuentra la desembocadura del Topuni River. Se puede ver una casa flotante, en una playa muy reducida pero acogedora. En la zona de acampada, con un parque de juegos infantil, hay servicios y agua. No hay posibilidad de ducharse. Se trata de una zona ajardinada, con una pradera adecuada y acondicionada pero natural.

Nueva Zelanda: Desembocadura del Topuni River, en Port Albert Domain.
Desembocadura del Topuni River, en Port Albert Domain. Nueva Zelanda

Impresionante atardecer en Nueva Zelanda sobre la desembocadura que culmina un gran día, pero muy cansado. El mundo es un pañuelo, como suele decirse. Vemos que una chica joven, que viaja sola, aparca justo detrás de nosotros. Nuestra vecina de autocaravana es de Menorca, la primera española y acabamos de empezar.

El cambio de hora y las más de treinta horas de viaje sin descansar adecuadamente pesan mucho. El sueño trata de invadirnos. Aunque nuestro cuerpo se resiste, caemos rendidos.

Buenas noches.

Acceso a la serie Conocer Nueva Zelanda

Periodista para quien es tan importante lo que se cuenta como la manera de hacerlo. No todo vale en esta profesión, cada día más denostada. Empeñado en recuperar la credibilidad y contar las historias que interesan y afectan de verdad a la vida diaria, porque el periodismo es de todos y para todos. El propietario de la información eres tú. Es lo que siento desde que comencé en la emisora de radio Onda2000, como director de informativos, la Agencia EFE, EL PAIS, Onda Madrid y los servicios informativos de Telemadrid. Pionero del programa Madrid Directo y redactor jefe de Córdoba TV. Irak, Emiratos Árabes, Marruecos, Argelia, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Bosnia o Ecuador han sido destinos internacionales de mis informaciones, pero creo firmemente en la información local. Por eso, ahora, del mundo a Aquí Madrid.

3 Comentarios

  1. […] El viaje continúa. Llueve. Nos despiertan las gotas sobre la autocaravana. Toca desayunar en el interior: zumo para evitar los catarros (piña, jengibre, limón, mandarina, manzana) panecillo tostado y pavo con tomate y queso. Y café con leche. Javier, nuestro hijo, se ha tomado un té. Ha cambiado mucho sus costumbres desde que llegó a Nueva Zelanda. Os recomiendo los zumos y smoothies preparados y refrigerados. Una buena opción para tomarlos durante todo el viaje. Han mantenido a raya a los virus y en buena forma las defensas. […]

Deja un comentario