Nuevos prefijos telefónicos para quince provincias españolas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales que se adjudiquen y atribuyan nuevos prefijos telefónicos a quince provincias que tienen una tasa de ocupación de la numeración geográfica muy alta.

Según informa la CNMC a través de su blog, se trata de Málaga, Madrid, Almería, Valencia, Sevilla, Navarra, Alicante, Lleida, Cádiz, Huelva, Cantabria, Jaén, Salamanca, Ciudad Real y Lugo, provincias que podrían tener un nuevo prefijo en los próximos meses, informa Servimedia.

A este respecto, la CNMC explica que se trata de un proceso que ha pasado en otras ocasiones y asegura que todavía quedan muchos números de teléfono libres.

En concreto, a día de hoy, sólo está ocupado el 85,35 por ciento del total. Y esto a pesar de que en los últimos años ha aumentado la numeración geográfica disponible (esa que distinguimos por el prefijo) y se han atribuido 1,7 millones de números más.

La numeración es un recurso limitado. Por eso, el Gobierno se encarga de elaborar el Plan Nacional de Numeración que lo modifica y actualiza cuando conviene. De esta forma, para cada servicio establece que han de emplearse una serie de rangos determinados. Para la numeración geográfica son los rangos cuya primera cifra es 8 o 9 y la segunda cifra es distinta de 0.

Cada provincia dispone de uno o más indicativos provinciales identificados por las tres primeras cifras; por ejemplo, Teruel dispone del 978.

Este año la numeración atribuida (que es toda la numeración que el Ministerio ha puesto a disposición para que pueda ser asignada a los operadores) se ha mantenido en los 88,3 millones, igual que en los últimos dos años. Ahora bien, de todos estos números, a día de hoy (julio de 2020) solo hay 75,37 millones asignados (frente a los 74,36 millones en diciembre de 2019 y los 72,84 en diciembre de 2018).

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario