Ante las dificultades que los museos encuentran para promocionar algunas obras de arte en las redes sociales, que mantienen una política muy estricta en materia de desnudos y de lucha contra la pornografía, especialmente desnudos femeninos, algunos museos austriacos han decidido mostrar sus cuadros en una plataforma de contenidos eróticos, según informa la redacción de cultura de France Télévisions. 

«Una Venus procedente del Paleolítico, algunos cuadros de Modigliani o los desnudos de Egon Schiele», todos ellos censurados en las redes sociales habituales, podemos  encontrarlos ahora en la plataforma de pago OnlyFans, «conocida por sus contenidos sexualmente explícitos». 

Se trata de una operación de marketing ideada por la Oficina de Turismo de Viena que ha abierto una cuenta en la plataforma erótica y pretende así iniciar un debate «sobre el papel de los algoritmos y los gigantes de la tecnología en el arte» y, sobre todo, «defender la libertad artística», según su director Norbert Kettner. Creada en septiembre de 2021, la cuenta ha conseguido ya varios centenares de seguidores.

Como ejemplo de lo ridículo de una censura que no distingue la pornografía del arte, Kettner menciona el ejemplo de la «Venus de Willendorf», una estatuilla de mujer desnuda y con grandes pechos que se halla expuesta en el Museo de Historia Natural de la capital austriaca: «Se trata de una figurita que simboliza la fertilidad y tiene  cerca de tres mil años», una obra maestra del arte paleolítico que, sin embargo, Facebook ha considerado que es de «contenido pornográfico».

Klaus Pokorny, portavoz del museo Leopold donde se encuentran las pinturas eróticas de Schiele censuradas en las redes sociales, considera que resulta extraño que la desnudez suscite controversia en nuestros días «cuando es algo natural». 

Pokorny explica que se han visto obligados a recurrir a la plataforma OnlyFans porque «las plataformas internacionales más conocidas como Facebook, TikTok o Instagram, no aceptan nuestros cuadros». Tampoco pasan el tamiz de la censura de las redes sociales algunos cuatros de Amedeo Modigliani por «demasiado explícitos».

Para este portavoz de uno de los principales museos vieneses «se trata de una cuestión de principio. Estamos luchando por nuestros derechos y nuestra libertad frente a quienes pretenden regular nuestras vidas».

Para el historiador Thomas Schlesser, autor de «El arte frente a la censura», la iniciativa «es bastante astuta. Al pasar a la red OnlyFans, las obras recuperan el carácter provocador, o incluso pornográfico que pudieron tener en su momento».

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario