Luis de Luis[1]

No hay más escenografía que los haces de luces y los ramos de sombras que acribillan el imponente escenario limpio y desnudo de La Abadía y, entre las luminosidades sombrías, se desliza -enjuto y fibroso– José Luis Gómez, con andares chaplinescos y maneras de chansonier, de riguroso negro y con un atisbo de sonrisa en la boca.

Hoy ha venido a contar una historia de siglos, a narrar una gesta legendaria. Ha venido, en suma, a hechizar.

Y así, en el malherido 2020, vuelve a sonar y resonar el Cantar del Mío Cid en toda su plenitud, en el mismo idioma en que se creó, un idioma en el que laten todas las lenguas de la península que iban naciendo mientras, a lo largo de fuertes y fronteras, se construía esta España tuya, esta España mía, esta España nuestra.

Es tan justo decir que José Luis Gómez se ha apoderado del Cantar como que el Cantar se ha apoderado del actor; como quien conjura un prodigio aparecen frente al espectador el dolor del destierro, la brutalidad de las campañas en la frontera, el honor de la guerra, el deshonor en la paz y, sobre todo, el esfuerzo pagado en sangre y hierro para la lograr la convivencia mediante la lealtad a la ley y a la Corona que la simboliza como el único vasallaje posible.

Preciso, embaucador y bailarín, José Luis Gómez hace que los viejos versos resplandezcan –ciertos y precisos, sabios y veraces, innegables y justos- para siempre.

Ficha técnica y artística

  • Teatro de La Abadía,del 20 al 29 de octubre, 2020.
  • Dirección e interpretación: José Luis Gómez   
  • Música: Helena Fernández Moreno
  • Ayudante de dirección: Álvaro Nogales 
  • Dramaturgia: Brenda Escobedo y José Luis Gómez 
  • Asesoría de movimiento: Mar Navarro
  • Ambiente sonoro y videoescena: Jorge Vila
  • Iluminación: Raúl Alonso (AAI)
  1. Luis de Luis es crítico teatral
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario