La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informa de que más de veinte mil personas han fallecido en la travesía por el Mediterráneo hacia Europa, de ellos dos terceras partes son migrantes que se pierden en el mar sin dejar rastro, y motivan la urgencia para aumentar la capacidad de búsqueda y rescate.

La desaparición de una embarcación que salió de la costa libia el 9 de febrero pasado, con al menos 91 personas a bordo, elevó la cantidad de migrantes muertos en el Mediterráneo a 20.014 en el periodo de 2014 a la fecha, según datos publicados este jueves 5 de marzo de 2020 por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“Se trata del más reciente de una serie de “barcos fantasma” que se desvancen en la travesía hacia Europa cobrándose cientos de vidas”, señaló el director del Centro de Análisis de Datos Migratorios Globales de la OIM, Frank Laczko.

Los barcos fantasma suelen ser reportados por oenegés que reciben llamadas de migrantes desesperados que se encuentran en el mar, así como de familiares que buscan a sus seres queridos perdidos. En muchas ocasiones, no se hace ningún operativo de rescate de estos navíos y se da por sentado que los tripulantes perecieron en el mar.

“Se hacen esfuerzos de búsqueda, rescate e identificación cuando los desaparecidos vienen de un país rico. Pero nada se hace si se trata de migrantes cruzando el Mediterráneo”, sentenció Laczko.

Aunque el número de muertes anuales ha disminuido desde 2016, año en que desaparecieron más de cinco mil personas, la proporción de fallecidos frente a los intentos de cruzar aumentó en 2019, lo que indica que cada vez son mayores los riesgos que corren quienes buscan atravesar ese mar.

La OIM advirtió de que no se vislumbra un cambio de panorama de las personas que migran por desesperación, por lo que urgió una vez más a ampliar las vías seguras y legales para que los migrantes y refugiados dejen de recurrir a formas irregulares y arriesgadas en su búsqueda de una mejor vida, y se eviten más muertes innecesarias.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario