«Un modelo de gestión de la migración que sólo provoca enfermedad y sufrimiento», es la reflexión de la ONG sanitaria Médicos del Mundo ante los acontecimientos ocurridos en días pasados en el campamento para personas migrantes ubicado en El Rodeo Alto, La Laguna, que acabaron con la intervención policial. 

Un conflicto que, señala la oenegé, pone claramente de manifiesto el peligro del modelo de macro campamentos que el Gobierno de España está implantando en Canarias y que un equipo de la organización ha visitado en el marco de una investigación en curso sobre la salud de quienes migran. 

«La creación de macro campamentos sólo dificulta la convivencia de las personas migrantes, provocando deterioro de su salud y sufrimiento. En su lugar, instamos Ministerio de Inclusión a evaluar este modelo de espacios y a reubicar a estas personas en las plazas disponibles en el territorio español dentro del sistema de acogida humanitaria existente», afirma Elena Lugli,  presidenta de Médicos del Mundo en las islas.  

El hecho de sentirse varados en el territorio insular es sin duda un factor de sufrimiento emocional. A ello se suma la incertidumbre constante que les provoca la interrupción de su proyecto migratorio y las condiciones propias del campamento, con temperaturas frías durante la noche, comida escasa y de poca calidad, inapropiadas camillas para dormir y la ausencia total de intimidad en las carpas. Todos estos factores impiden el buen descanso nocturno, avivando los roces y las tensiones: «En unas condiciones como estas, cualquiera de nosotros estaría desesperado», reflexiona la presidenta de la ONG en las islas. 

Se trata de personas cuyo objetivo no es otro que mejorar sus condiciones laborales y ayudar a sus familias, con lo que el bloqueo al que se ven sometidas y al que no ven salida, les provoca frustración y sentimientos de desesperanza, perjudicando progresivamente su salud psíquica. Una salud mental que forma parte indivisible de su salud general. 

Peticiones de Médicos del Mundo al Gobierno

En lo más inmediato, Médicos del Mundo pide al Ministerio de Inclusión mejorar de forma inmediata las condiciones de alojamiento y alimentación y a adoptar medidas de mediación para evitar las tensiones en los campamentos, con el fin de que estas situaciones realmente lamentables no se vuelvan a producir.  

Se apela también al Ministerio del Interior a permitir el tránsito de personas poseedoras de documentación en regla para que puedan reunirse con sus familiares en territorio peninsular, o bien proseguir su viaje.  

En Médicos del Mundo tienen la convicción de que es posible un modelo de acogida real que garantice los derechos humanos y respete las legítimas aspiraciones de las personas migrantes. Un modelo con una escala humana que busque la integración y no el almacenamiento de las personas en un territorio que, aunque pueda resultar lejano, también es Europa. Reclamamos que se dé a las personas migrantes un trato acorde con los valores de justicia y solidaridad compartidos por la  inmensa mayoría de la sociedad canaria.  

Migrantes en Canarias

El centro de Las Raíces, puesto en marcha por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en febrero 2020, aloja a más de 1400 hombres llegados a las islas a lo largo de 2020, con lo que muchos de ellos se encuentran en el archipiélago desde hace varios meses.  

Forma parte del llamado «Plan Canarias», que sirve de base para la creación de los macro campamentos donde alojar a las personas migrantes bloqueadas en las islas. La falta de una salida que les permita continuar su proceso migratorio amenaza con cronificar este modelo, convirtiendo a las islas en grandes cárceles para migrantes siguiendo los ejemplos claramente fallidos de Lesbos o Lampedusa.  

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario