El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, ha pedido disculpas este 19 de diciembre de 2022, por las acciones del estado holandés en el pasado, «a todas las personas esclavizadas en todo el mundo que han sufrido esclavitud por esa acción, a sus hijas e hijos, y a todos sus descendientes aquí y ahora».

El primer ministro pidió estas disculpas en una visita a los Archivos Nacionales de La Haya, en presencia de representantes de organizaciones que abogan por el reconocimiento de las consecuencias de la esclavitud.

«Aquí en los Archivos Nacionales, la historia nos habla en millones de documentos. Y aunque no escuchemos las voces no escritas del pasado, la historia que surge de todos esos archivos no es solo hermosa, también suele ser fea, dolorosa e incluso francamente vergonzosa, especialmente en el papel de los Países Bajos en el pasado de la esclavitud», dijo Rutte.

Agregó que «quienes vivimos en el aquí y ahora, solo podemos reconocer y condenar la esclavitud en los términos más claros como un crimen contra la humanidad, como un sistema criminal, que ha causado un gran sufrimiento incalculable a un número incalculable de personas en todo el mundo, y que continúa afectando la vida de las personas aquí y ahora».

Recordó que según hechos históricos, hasta 1814, «más de seiscientas mil personas, mujeres, hombres y niños africanos esclavizados fueron enviados al continente americano en condiciones espantosas por traficantes de esclavos holandeses, la mayoría a Surinam, pero también a Curaçao, Sint Eustatius y otros lugares, donde fueron separados de sus familias, deshumanizados, transportados y tratados como ganado, a menudo bajo la autoridad gubernamental de la Compañía de las Indias Occidentales».

Y en Asia, «entre 660.000 y más de un millón de personas fueron traficadas dentro de las áreas bajo la autoridad de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales».

Señaló que el sufrimiento humano detrás de estos números es increíbles pero son incontables las historias y testimonios sobrevivientes que prueban cómo «la crueldad y la arbitrariedad no estaban limitadas en el sistema esclavista».

Mark Rutte hizo estas declaraciones porque en 2023 se cumplirán 150 años de la abolición total de la esclavitud por los Países Bajos en 1873. En 1860 se produjo la abolición legal de la esclavitud en lo que entonces eran las Indias Orientales Holandesas, en 1814 la trata transatlántica de esclavos, en 1848 la esclavitud terminó de facto en Sint Maarten.

Reconoció que la historia de la esclavitud ha recibido más atención en los últimos años y se está produciendo una conciencia social y un cambio de pensamiento que calificó de «correcto y necesario» porque ha permanecido en silencio durante demasiado tiempo.

Reconoció que personalmente ha pasado por ese cambio de pensamiento: «Durante mucho tiempo pensé que no es posible asumir la responsabilidad de manera significativa por algo que sucedió hace tanto tiempo y que ninguno de nosotros ha sido testigo de sí mismo.
Así que durante mucho tiempo pensé que el pasado de la esclavitud es una historia que está detrás de nosotros, pero estaba equivocado, porque siglos de opresión y explotación afectan el aquí y el ahora, en estereotipos racistas, en patrones discriminatorios de exclusión, en la desigualdad social. Y para superar eso, también debemos enfrentar el pasado abierta y honestamente».

Sostuvo que «nadie vivo hoy en día es personalmente culpable de la esclavitud, pero también es cierto que el Estado de los Países Bajos en todas sus manifestaciones históricas es responsable del gran sufrimiento infligido a las personas esclavizadas y sus descendientes.

Y por eso, concluyó, no podemos ignorar el impacto del pasado en nuestro tiempo», por lo que está dispuesto a iniciar un periodo de «reconocimiento, disculpa, recuperación» que debe guiar la Cámara de Representantes, que inició con esta declaración: «Hoy me disculpo en nombre del gobierno holandés».

Deja un comentario