La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la puesta en marcha de cien nuevas viviendas dentro del proyecto ‘Housing First: Hogares para la autonomía’, a través de un contrato dotado con 3,3 millones de euros.

El objetivo es facilitar el alojamiento y una atención socioeducativa a personas sin hogar con trayectorias largas de situación de calle, según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz. Este servicio, de acceso inmediato a la vivienda, está acompañado de un proceso de integración social y laboral que permite a sus usuarios avanzar en la recuperación de su vida independiente. Con una duración de dos años, prorrogables dos más, se pondrá en marcha en marzo de 2022.

De las 100 viviendas que contempla el contrato, 65 serán aportadas por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) y puestas a disposición del adjudicatario del contrato y, las 35 restantes, las incluirá directamente el propio adjudicatario. Además, el contrato contempla la figura de un director y un subdirector de proyecto, así como once técnicos de provisión de servicios y alojamiento para su desarrollo.

Estos nuevos hogares vienen a sumarse a los 110 que ya están en funcionamiento dentro de esta nueva línea de atención al sinhogarismo llevada a cabo por el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, basada en recursos más individualizados y dignificadores, a través de metodologías que evitan la cronificación de esta situación.

Nuevos métodos para integrar a las personas

La metodología Housing First es un modelo innovador de intervención temprana con viviendas permanentes centradas en la recuperación de la persona, tras su éxito en países como Finlandia, donde el sinhogarismo se ha reducido un 45 por ciento o en ciudades como Ámsterdam, donde, según un estudio de 2013, el 70 por ciento de los usuarios del servicio Housing First habían reducido su consumo de estupefacientes, mientras que el 89 por ciento también declaraban mejoras en su calidad de vida y el 70 por ciento en su estado de salud mental.

El ayuntamiento también se ha apostado por Housing Led, un modelo similar, pero en el que son varias las personas que conviven en un mismo domicilio. Este formato está indicado para personas que llevan menos tiempo en situación de calle.

Además, en junio de este año arrancó el primer contrato del programa No Second Night, orientado a mujeres en gran vulnerabilidad que acaban de quedar en situación de calle o están a punto de hacerlo.

En esta misma línea, próximamente se abrirá en el distrito de Hortaleza el primer centro de España para mujeres sin hogar víctimas de violencia de género.

El consistorio madrileño cuenta actualmente con 301 plazas de atención a personas sin hogar, lo que supone un 24 por ciento más, y con 70 nuevas de centros de día (+31 por ciento). Fuera de la red de sinhogarismo, el área social ha abierto 300 plazas para solicitantes de asilo de las Caracolas que, frente a las 250 que había, supone un incremento del 120 por ciento.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

Deja un comentario