El sector de Dependencia de CC.OO Sanidad Madrid informa de que el Gobierno regional ha comenzado a publicar los nuevos pliegos de condiciones para la adjudicación de la gestión de residencias públicas de mayores a empresas privadas, pidiendo ofertas inferiores a las de hace diez años a cambio de exigir menos personal para atender a los mayores.

Uno de estos pliegos de condiciones corresponde a la Residencia Mirasierra, con 220 residentes y 45 plazas en el centro de día, en el que se reduce considerablemente el número de profesionales contratados por residente, salvo en dos categorías de trabajadores sociales y fisioterapeutas.

A juicio de CC.OO Sanidad Madrid uno de los colectivos fundamentales en los centros de este sector son el colectivo de gerocultores así como el de limpieza, que ha adquirido mayor importancia, si cabe, con la pandemia ya que la higiene y la desinfección en estos centros son la primera barrera en la lucha contra la COVID-19.

Para CC.OO, después de lo ocurrido en la región con la virulencia que ha actuado el virus en las residencias de mayores es «preocupante que no aparezca como exigencia en los pliegos de licitación de la Administración la exigencia de ratios a cumplir en cada categoría».

«Consideramos que es una irresponsabilidad pues invita a prácticas nada saludables y con riesgo entre la población más vulnerable», señala el sindicato, que destaca además la contradicción con la comparecencia en sede parlamentaria del consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, el pasado 16 de julio, cuando adelantó que el nuevo Acuerdo Marco que su Gobierno prepara para el sector de la Dependencia -el actual expira el próximo junio del 2021- pretendía dotar a las residencias con una subida de la ratio asistencial del 0´42 a 0´55 en el personal de atención directa (médicos,enfermeras, gerocultoras, etc) a las personas residentes.

«Lejos de haber mejorado la situación, la realidad es que nos estamos encontrando con una nueva licitación, que está muy por debajo de esos ratios y a la baja en el capítulo económico. Esta situación incentiva los recortes de plantilla y minora sus condiciones laborales», señala CC.OO.

Desde los pliegos del año 2010, el capítulo económico de las licitaciones ha sufrido una constante descenso, tal y como se puede observar en estos datos.

  • Hace diez años la Comunidad de Madrid publicó un pliego de licitación para la gestión de la Residencia Mirasierra por 17 285 240 €, finalmente se adjudicó por 15 902 421 €.
  • En 2013, la Administración regional volvió a publicitar el pliego de condiciones por 14 750 514 € y se adjudicó por 12 356 811 €.
  • El pliego 2020, pendiente de licitación, sale por 15 683 079 €.

Para CC.OO, si la Comunidad de Madrid «continúa con la política de recortes, no se puede asegurar la prevención ante una futura pandemia. Si las residencias sufren recortes, la aplicación de las políticas de austeridad inciden directamente en la atención a los residentes. Porque son usuarios que precisan cuidados y atenciones mas exigentes y que con la falta de personal actual ya no se llega a los estándares mínimos exigibles».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario