Según fuentes del Ministerio de Sanidad, la Comunidad de Madrid pasará a la fase uno de desescalada a partir del lunes 25 de mayo, ya que se ha aceptado la propuesta que se ha presentado desde la Consejería de Sanidad.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado el clima de cordialidad que ha transcurrido en la negociación con la Comunidad y han reconocido su capacidad de detección precoz de casos sospechosos de haberse contagiado por el Coronavirus Covid-19.

Así ha sido comunicado a la Consejería de Sanidad, quien ya informa de la desescalada de la fase cero a la uno en toda la Comunidad de Madrid.

La reactivación de la economía es esencial dado que el impacto de la pandemia ha causado una crisis sin precedentes en la región. Madrid va a incrementar hasta quince mil las pruebas PCR e incluso, añaden, hasta veinte mil, según requiere el ministerio de Sanidad.

Actualmente en atención primaria se están realizando mil trescientas pruebas diarias aunque Sanidad prevé llegar a cinco mil con el apoyo del SUMMA. En primaria habrá 650 médicos dedicados a este trabajo, y en el departamento de Salud Pública que actualmente tiene 175 podrán llegar a 400.

La Comunidad asegura que se renovarán más de diez mil contratos de refuerzo para que la Sanidad madrileña pueda afrontar la situación sanitaria.

¿Qué se puede hacer durante la fase uno?

La fase uno se ha establecido en unidades territoriales que constan de provincias, pero también en zonas sanitarias e islas.

En todas ellas, se permite el movimiento de ciudadanos para hacer las actividades que se han autorizado.

Se podrán visitar a familiares y amigos no más de diez personas por reunión, así como desplazarse a comprar no más de veinte, treinta o cuarenta kilómetros de casa.

No se podrán desplazar los ciudadanos de una provincia a otra en la fase uno, ya que solo en casos muy concretos (motivos sanitarios, laborales, profesionales, cuidado de personas mayores, asistencia de personas con discapacidad u otras causas de fuerza mayor) está permitida la movilidad.

Las reuniones podrán realizarse en bares, restaurantes y domicilio siempre y cuando no sean más de diez personas. No se podrían juntar quince personas de dos familias, por ejemplo.

El gobierno autoriza el uso de las segundas residencias siempre y cuando estén en la misma provincia que el domicilio actual y por tanto, podrán ir al pueblo, casa de playa o montaña libremente en esas condiciones.

En cuanto a los paseos, las franjas horarias siguen siendo las mismas, (aunque en determinadas provincias dada la llegada del calor se han retrasado las horas).

Se podrán mover los ciudadanos en franjas de dos horas para comprar, comer o ir a una terraza con amigos. De igual forma se permite la liberta de circulación de sus residentes por toda su extensión pero no deben hacerlo personas que tengan síntomas o estén convalecientes.

En cuanto al teletrabajo sigue siendo la opción recomendada por el Ejecutivo y en caso de que la empresa haya garantizado la seguridad de sus empleados, recuerdan que debe utilizarse la distancia interpersonal, el lavado frecuente de manos así como la protección con guantes y mascarillas.

Los comercios minoristas podrán abrir así como las grandes cadenas que ya están abriendo en toda España. Respecto al aforo, solo podrán abrir con un treinta por ciento y deben garantizar la distancia social entre clientes de dos metros. Tendrán que establecer un estricto protocolo para la desinfección del establecimiento (mínimo dos veces al día), la atención persona y la puesta a disposición del cliente de geles desinfectantes.

Respecto a las tiendas de ropa, los probadores podrán utilizarse pero solamente de forma individual. Deben limpiarse y desinfectarse cada vez que se utilice, y las prendas deben volver a higienizarse antes de volver a ponerlas a la venta.

En cuanto a los bares, se aconsejan los dispositivos electrónicos y se deben evitar el uso de cartas, menús, servilleteros, palilleros, vinagreras, y otros utensilios de uso común. Todo tendrá que ser de un solo uso, así como el mantel y servilletas.

En las iglesias y lugares de culto no está permitido besar objetos ni compartir hojas ni otros utensilios. Respecto a los musulmanes, los asistentes tendrán que descalzarse antes de entrar al templo y los asistentes deben llevar alfombras personales.

En los velatorios se podrá asistir siempre y cuando no haya quince personas en espacios abiertos, y diez en salas o lugares cerrados.

No se podrán utilizar piscinas ni instalaciones acuáticas aunque sí se podrá acudir a las instalaciones deportivas siempre y cuando no se mantenga contacto físico y se cumpla la distancia interpersonales de dos metros. Todas las actividades tendrá que solicitarse con cita previa y deben pertenecer a la misma unidad territorial.

Estas limitaciones no se aplican en la caza ni en la pesca ya que está permitida.

Los hoteles, bibliotecas y museos estarán abiertos pero no se podrán utilizar zonas comunes ni permanecer, en el lugar. En todos, se permite solo un tercio del aforo y no se podrán realizar actividades sociales.

Respecto a actos o espectáculos, se podrá acudir al teatro, cine o conciertos siempre y cuando esté al aire libre (asistencia de 200 personas) o 30 en espacios cerrados.

Los servicios sociales estarán abiertos aunque se recomienda llamar antes para garantizar la disponibilidad a rehabilitación, atención temprana, etc.

Todas las actividades tendrán que hacerse en grupos de un máximo de diez personas, se guardará la distancia de seguridad y se mantendrá una higiene óptima con gel hidroalcohólico y guantes de nitrilo.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Presidenta de D.O.C.E. Discapacitados Otros Ciegos de España. Miembro del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario