«Madrid, Chernóbil» de Fernanda Valencia y Guillermo Logar

0
228

Luis de Luis[1]

Y, de repente, el mundo de Fernanda Valencia y Guillermo Logar, el mundo de todos nosotros, se hizo añicos y, con paciencia y serenidad, empezaron a recomponerlo, sabiendo de sobra que ya nada, nada, volvería a ser como antes.

De hecho, el mundo de Fernanda Valencia y Guillermo Logar, el mundo de todos nosotros, sigue haciendose pedazos.

Así, en plena elaboración de una dramaturgia sobre el Chernobil de Svetlana Alexiévich sobrevino la COVID-19 y la urgencia de Madrid invadió y arrasó e invadió la ciudad rusa. Sin piedad, ni perdón.

Lúcidos y certeros, Valencia y Logar incorporaron a su dramaturgia todos los pedazos en lo que se había roto en la realidad de nuestro alrededor: las calles vacías, el hambre de las muñecas, los hospitales saturados, las máscaras antigas … para crear un tapiz tan variado como estremecedor, tan doloroso como necesario, tan urgente como actual.

Como prestigiadores han tirado de los hilos de la realidad fragmentada, contradictoria e inexplicable para crear y coser un parte de guerra, un informe de paradojas, un pregón y un noticiario, un tablón de anuncios y un bando municipal, un boletín oficioso que se reza desde un atril, un Abbey Road sin Beatles, una crónica del amor en los tiempos del virus, una letanía de muertes, un retrato de Dorian Gray.

Reflexivos y melancólicos, dañados y perplejos, infatigables y derrotados, Fernanda Valencia y Guillermo Logar han sido capaces de crear sabiduría, oportunidad y certeza su particular y propio, nuestro particular y propio, diario del año de la peste.

Ficha Artística

  • Dirección: Guillermo Logar
  • Texto: Una dramaturgia de Fernanda Valencia y Guillermo Logar sobre textos de Svetlana Alexiévich, Juan Diego Quesada y Macarena Vidal Liy.
  • Actuaciones: Fernanda Valencia y Guillermo Logar
  • Producción: The R.Mutt Society
  1. Luis de Luis es crítico teatral
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario