Durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2022, los órganos judiciales de la Comunidad de Madrid registraron un total de 7821 denuncias, un 12,3 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año. Siete de cada diez de esas denuncias (el 70,78 por ciento) las presentaron las propias víctimas, que durante el tercer trimestre de 2022 fueron 7.387, un 9,2 por ciento más que un año antes.

El Informe trimestral sobre violencia de género hecho público este 12 de diciembre 2022 por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial recoge también que los juzgados de violencia sobre la mujer y los juzgados en funciones de guardia de la región madrileña adoptaron un total de 647 órdenes de protección, un 11,7 por ciento menos que el año anterior, cuando fueron 733.

También aporta el dato de que ocho de cada diez sentencias (80,5 por ciento), de total de 298 dictadas, fueron condenatorias.

Durante el tercer trimestre de 2022 el número de medidas civiles consistentes en la suspensión del régimen de visitas volvió a experimentar un importante aumento interanual: entre el 1 de julio y el 30 de septiembre se adoptaron por los órganos judiciales 127 medidas de este tipo, un 25,7 por ciento más que hace un año. También aumentaron las medidas de suspensión de la guarda y custodia, de las que se acordaron 72, lo que supuso un 26 por ciento más que en el tercer trimestre de 2021.

Más denuncias por partes de lesiones y atestado policial

De las 7821 denuncias por violencia machista registradas durante el tercer trimestre de 2022, el 70,78 por ciento del total (5536) las presentaron las propias víctimas directamente en el juzgado o ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El porcentaje de denuncias presentadas por el entorno de la víctima (que sumaron 101) mostró un levísimo aumento interanual, aunque siguieron representando apenas el 1,29 por ciento del total, y el de las presentadas por terceros (259) se mantuvo en un nivel muy similar, con el 3,31 por ciento.

Tanto las derivadas de partes de lesiones recibidos en el juzgado como las derivadas de una intervención policial directa aumentaron con respecto al año anterior: las primeras, que fueron 613, representaron el 7,83 por ciento del total. Las segundas, 1302, el 16,64 por ciento.

En el trimestre analizado se ha cumplido algo más de un año de la aplicación del llamado «Protocolo cero» del Ministerio del Interior, que prevé la elaboración de atestado policial y valoración del riesgo de la víctima también en los casos en los que ésta no quiera formular denuncia contra su agresor.

Las mujeres víctimas de violencia machista ascendieron a 7387, cifra que representa un aumento del 9,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2021, durante el que se contabilizaron 6767. El porcentaje de mujeres víctimas de nacionalidad española se mantiene constante, con leves variaciones, desde hace años. Entre julio y septiembre, una de cada dos víctimas (55 por ciento) eran españolas.

El aumento en el número de víctimas queda reflejado en la tasa de mujeres víctimas por cada diez mil mujeres registrada en toda España, que ha pasado de 18,2 en el tercer trimestre de 2021 a 19,8 de este año (1,6 puntos más).

Por encima de la media nacional se situaron Baleares (35,2), Murcia (25,8), Comunidad Valenciana (25,4), Andalucía (23,8), Canarias (23,1) y Madrid (21). Por debajo de la tasa nacional, Navarra (19,6), Cantabria (18,4), Aragón (17,8), Castilla-La Mancha (16,2), Cataluña (15,7), Extremadura (15,4), La Rioja (14,3), País Vasco (14), Galicia (13,3), Castilla y León (13) y Asturias (12,5).

Desciende el número de víctimas que no declaran contra su agresor

En el periodo analizado, 710 mujeres víctimas de violencia de género en Madrid se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar, lo que equivale a algo más de nueve de cada cien mujeres víctimas (9,6). Este dato supone un descenso del 1,3 por ciento respecto al mismo trimestre de 2021. Del total de mujeres que se acogieron a la dispensa, 302 eran españolas (4,08 por cada cien víctimas) y 408 (5,52 por cada cien víctimas) tenían otras nacionalidades.

Órdenes de protección solicitadas y concedidas

Entre los meses de julio y septiembre, se incoaron por los órganos judiciales madrileños un total de 1536 órdenes de protección. De ellas, 1402 fueron solicitadas ante los juzgados de violencia sobre la mujer y 134 ante los juzgados de guardia. Las órdenes de protección acordadas por los juzgados de violencia sobre la mujer y por los juzgados de guardia sumaron un total de 647, un 11,7 por ciento menos que en el periodo precedente de referencia.

Durante el tercer trimestre de 2022 se acordaron en total (por los juzgados de violencia sobre la mujer y por los juzgados de guardia) casi una de cada dos (43,42 por ciento) de las órdenes de protección solicitadas.

Si se analizan por separado las órdenes de protección incoadas y acordadas por los juzgados de violencia sobre la mujer y por los juzgados de guardia, se observa que los primeros acordaron 565 (el 40,29 por ciento de las 1.402 que les fueron solicitadas), mientras que los juzgados de guardia acordaron 101 (el 75,37 por ciento de las 1911 que les fueron solicitadas).

Casi en la mitad de los casos (51,34 por ciento), la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección. Este dato apenas ha sufrido variaciones respecto al mismo trimestre de 2021, en el que esa situación se dio también en la mitad de los casos.

Dos de cada tres mujeres adultas (el 57,58 por ciento) que solicitaron protección eran españolas; por lo que respecta a las menores de edad, el 2,85 por ciento eran españolas y el 0,34 por ciento tenían otras nacionalidades.

Medidas judiciales penales y civiles derivadas de las órdenes de protección

Los juzgados de la región acordaron también, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, un total de 1371 medidas judiciales penales de protección de las víctimas (mujeres y menores). Las más frecuentes fueron las órdenes de alejamiento (613), que representaron el 44.71 por ciento del total de órdenes de protección y medidas cautelares acordadas, y la prohibición de comunicación (567), un 41,35 por ciento.

Las medidas civiles dictadas por los órganos judiciales, cuya finalidad es la protección de la mujer y de los menores en tanto se resuelve el proceso penal, sumaron un total de 559. Las más frecuentes fueron las relacionadas con la prestación de alimentos (154), que representaron el 27,54 por ciento del total de medidas civiles adoptadas, y las relacionadas con la atribución de la vivienda (158), el 28,26 por ciento del total.  

La medida consistente en la suspensión del régimen de visitas fue la que experimentó un mayor incremento interanual en un trimestre en el que la Ley Orgánica 8/2021, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia ha cumplido más de un año desde su entrada en vigor.

De julio a septiembre de 2022, los órganos judiciales acordaron 127 medidas de este tipo, un 25,74 por ciento más que hace un año. La norma citada reformó el artículo 544 ter de la Ley de Enjuiciamiento Criminal estableciendo la suspensión del régimen de visitas «cuando se dicte una orden de protección con medidas de contenido penal y existieran indicios fundados de que los hijos e hijas menores de edad hubieran presenciado, sufrido o convivido» con la violencia de género.  

La suspensión del régimen de visitas supuso el 22,71 por ciento del total de medidas civiles adoptadas y la suspensión de la guarda y custodia (72), el 12,88 por ciento. Esta última medida aumentó un 26 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.

El 80,5 % de las sentencias fueron condenatorias

En el tercer trimestre de 2022, el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales de Madrid (juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de lo penal y audiencias provinciales) en procesos de violencia de género se situó en el 80,5 por ciento.

El número total de sentencias dictadas durante el trimestre analizado fue de 298, de las cuales 240 fueron condenatorias y 58 (el 19,5 por ciento), absolutorias.

Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial

Ángeles Carmona:
Con el «Protocolo cero» han aumentado las denuncias por intervención directa policial

Los principales indicadores de la violencia de género volvieron a experimentar un importante aumento durante los meses de verano de 2022, un hecho que lleva a la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, a hacer un nuevo llamamiento a toda la sociedad para que tomemos conciencia de la gravedad de una lacra que, a día de hoy, ha acabado con la vida de cuarenta mujeres.

Para Carmona, las cifras de violencia machista y de denuncias son «inasumible», pese a que ese aumento pueda atribuirse en parte a que las mujeres cada vez acuden en mayor número a buscar ayuda, confían más en las instituciones y denuncian su situación, circunstancias que deben contemplarse de forma positiva.

Carmona asegura que la lucha contra la violencia de género sigue desarrollándose día a día y mejorando en todos los niveles (asistencial, policial, judicial, legislativo, sanitario, etc.) y confía en que todas las instituciones y organizaciones implicadas en esta tarea se mantengan unidas en la consecución de un objetivo que es común: la erradicación de la violencia machista de nuestra sociedad para que no haya ni una sola víctima más.

En este sentido, la presidenta del Observatorio celebra el aumento en más de un 15 por ciento de las denuncias derivadas de los partes de lesiones que llegan directamente al juzgado, por lo que destaca y agradece la implicación de los profesionales sanitarios, cuya colaboración tiene un enorme valor. 

Del mismo modo, agradece la encomiable y acertada labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, con la aplicación del “Protocolo cero” del Ministerio del Interior, han aumentado las denuncias derivadas de la intervención directa policial casi en un 20 por ciento.

En lo que se refiere al trabajo de los órganos judiciales, Carmona insiste en que demuestra la profesionalidad, preparación y entrega de los miembros de la Carrera Judicial, que durante el tercer trimestre del año acordaron 8332 órdenes de protección, y dictaron 12.588 sentencias (un 6,2 por ciento más que un año antes) como resultado del enjuiciamiento de 12.748 personas (12.650 hombres y 98 mujeres).

Carmona consideró muy importante que la medida civil consistente en la suspensión del régimen de visitas haya mostrado un nuevo incremento, interanual, que se ha situado en el 49,7 por ciento, cuando ya se cumple un año desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2021, de protección integral de la infancia y la adolescencia frente a la violencia.   

Pero advierte que todo este trabajo no es suficiente si no viene acompañado por la concienciación e implicación de todos los ciudadanos. Por esta razón, Carmona ha insistido una vez más en la necesidad de educar en valores que promuevan el respeto y la igualdad, eliminando estereotipos de género, y de realizar con nuestros niños y jóvenes una profunda labor pedagógica que les permita saber qué es la violencia de género, cómo empieza a manifestarse y cómo debe evitarse.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario