Los sindicatos SATSE, CCOO, CSIT Unión Profesional y UGT han registrado en la Consejería de Sanidad las alegaciones al quinto plan presentado por el Gobierno regional para la reordenación de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

Las cuatro organizaciones con representación en la Mesa Sectorial han diseñado un plan alternativo al que remitió la Consejería de Sanidad; un plan de «mínimos» cuyo cumplimiento por parte del Gobierno de Ayuso sería lo único que conseguiría que el conflicto en la sanidad pública no fuera a más, aseguran.

Las propuestas van más allá de lo que son los servicios de urgencias extrahospitalarias, ya que la situación en la Atención Primaria y Hospitalaria también es crítica y los efectos colaterales de este ‘caos’ generado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su maltrato a los profesionales del sector, alcanza ya a todos los niveles de la sanidad pública.

Sostienen que los SUAP deben reabrirse en su totalidad, con la dotación de personal multidisciplinar cerrada en los compromisos adquiridos con la Consejería de Sanidad y que fueron incumplidos. Así mismo, vuelven a reclamar la contratación de más personal para atender a la ciudadanía en los centros de salud y el olvidado Plan de Urgencias y Emergencias de la Comunidad de Madrid, obsoleto desde el año 2007.

Agregan que el deterioro de la sanidad pública madrileña y de las condiciones laborales de sus profesionales, la falta de personal y la falta de inversión en la mejora de las infraestructuras sanitarias, tiene unas «consecuencias nefastas sobre la calidad de la atención asistencial a la ciudadanía».

Añaden que no pueden permitir que continúen creciendo las listas de espera, en las que casi un millón de personas aguardan a ser intervenidos quirúrgicamente, a que se les haga una prueba diagnóstica o a que les pueda ver un especialista para tratar o diagnosticar su enfermedad.

Para revertir esta situación reclaman la jornada de 35 horas semanales que aliviaría la sobrecarga de trabajo de las plantillas, aumento de las plazas de personal en el turno de tarde, cobertura de plantillas del cien por cien en todas las categorías profesionales y ratificación del acuerdo de riesgos psicosociales, por el que, entre otras cosas, se garantiza tiempo de consulta por paciente y un tope de pacientes por profesional y día.

La puesta en marcha de este proyecto, insisten, no deberá afectar en nada a los centros de salud, ni en su funcionamiento ni en su organización interna u horarios.

Para las organizaciones sindicales es muy urgente revertir todo el daño personal que se ha hecho a los profesionales sociosanitarios por la mala gestión de los recursos humanos por parte del Gobierno regional.

Concluyen que está en su ánimo intentar resolver este conflicto «lo antes posible» y para ello es necesario «el cambio de orientación del proyecto de la Consejería de Sanidad», para garantizar los derechos de todas las partes afectadas.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario