Néstor Ortiz

La Asociación de Anestesia de Castilla-La Mancha denuncia en una carta enviada al presidente de la Comunidad que los respiradores adquiridos por el Gobierno regional no resolvieron nada. 

Se refieren a los famosos cien respiradores que estuvieron parados en Turquía la primera semana de abril 2020. Según señalan en su carta, firmada por el presidente de la entidad, Ramón Peyró, y su vicepresidente José Luis Gómez, los equipos no resolvieron nada.

«Lo que hemos recibido son ventiladores diseñados para el transporte de pacientes críticos (algunos de muy mala calidad), no para la terapia ventilatoria en cuidados intensivos», señalan los sanitarios. Además, indican que, para saber esto, «basta leer las especificaciones técnicas de dichos equipos». 

De tal manera, los respiradores, adquiridos conjuntamente con el Gobierno de Navarra, no pueden usarse para pacientes de COVID-19. Al menos no directamente: los equipos deben ser adaptados, lo que requiere tiempo y trabajo. 

«Podemos entender y asumir que no fuera posible adquirir otra cosa», señalan en la carta. Sin embargo, «consideramos inadmisible que se informe a la ciudadanía de que se han adquirido respiradores de cuidados intensivos», prosiguen. «Tal afirmación pone en entredicho nuestra capacidad de juicio al afirmar lo contrario», protestan los profesionales, que se sienten molestos. 

«Podemos aceptar y bregar con las situaciones dictadas por la necesidad y la impotencia, pero no con la maledicencia ni con la falsedad que nos haga parecer incompetentes o condescendientes», concluyen.

Despliegue técnico

En la carta, los anestesistas describen la situación en los hospitales manchegos como dramática. También explican cómo se han incorporado a las tareas generales de lucha contra la COVID-19.

Señalan cómo «se han reconvertido unidades y se han incorporado a estas tareas los anestesiólogos disponibles». Además, reconocen «la inestimable ayuda de ingenieros, mecánicos y personal de electromedicina». Ellos han adaptado los respiradores de las máquinas de anestesia disponibles. También trabajan intentando adaptar los ventiladores recibidos por la Junta.

Pese a todos estos esfuerzos, «la esperada llegada de los respiradores adquiridos por la JCCM no ha cambiado las cosas». Por ello, se ofrecen para asesorar al Gobierno regional en la compra de futuros materiales, a fin de conseguir resolver la situación crítica en los hospitales manchegos.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario