En 2019, la familia del dibujante y pintor catalán Josep Bartoli legó 270 de sus obras al Memorial del Campo de Rivesaltes, uno de los muchos centros de internamiento a los que fueron a parar los exiliados republicanos españoles que huyeron en 1939 de la victoria franquista, situado en los Pirineos Orientales, en Occitania.

150 de esas obras se exhiben ahora en la exposición «Los colores del exilio» en el Memorial sobre la vida y la obra del artista, combatiente antifranquista que pasó varios años en los campos del sur de Francia. Más tarde, en 1943, se trasladó a México, donde fue amante de Frida Kahlo, y terminó su vida en Estados Unidos. 

Josep Bartoli, profundamente republicano, fue uno de los fundadores en 1936 del Sindicato de dibujantes españoles. En los años que pasó en los campos franceses no dejó de dibujar, al contrario, dejó constancia de la vida cotidiana «en el infierno de los campos», como explica su sobrino, el fotógrafo Georges Bartoli, comisario de la exposición: «Se ven las letrinas, se ve a la gente desesperada, despiojándose, prácticamente desnuda; esos dibujos tienen un valor inconmensurablemente más fuerte que todos los documentos fotográficos o cinematográficos que conocemos de la época».

En 1943, Josep Bartoli consigue, gracias a unos cómplices franceses, escapar a la deportación y llegar a México, donde comienza una nueva vida, participa en la revolución artística que está en marcha en el país y conoce a Frida Kahlo, con la que mantuvo una relación sentimental de varios años. Fue justamente esta relación la que despertó en él el deseo de pintar, y de probar con los colores. 

A esa época pertenecen las pinturas y collages «que explotan de colores» sobre el exilio y el compromiso. De México, Bartoli pasó a Estados Unidos donde se convirtió en ilustrador de periódicos y revistas, conoció a los vanguardistas –Pollock, Rothko, Kline, De Kooning…- y no regresó a España hasta pasados cuarenta años, una vez muerto el dictador. Falleció en Nueva York a los 85 años, en 1995.

En 2020 se estrenó en Francia la película de animación «Josep», realizada por el francés Aurel, nombre artístico del dibujante Aurélien Froment -colaborador habitual del diario Le Monde y del semanario Le Canard enchainé-, con guión de Jean-Louis Milesi, y las voces del actor Sergi López y la compositora y cantante Silvia Pérez Cruz, autora también de la banda sonora, que cuenta la vida de Bartoli durante la guerra civil española, la Segunda Guerra mundial y su relación con la pintora mexicana Frida Khalo.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario