Desde mediados de julio hasta finales de agosto se pueden ver de forma aislada las Perseidas, conocidas como las lágrimas de San Lorenzo. Este año 2020, el pico máximo se podrá contemplar las noches del 11 y 12 de agosto; un acontecimiento de lluvia de estrellas muy significativo.

En este año la luna que entra en fase menguante al iluminar solamente un cuarenta y siete por ciento, permitirá que se puedan ver mejor las perseidas. Se recomienda acudir a lugares con poca o nula contaminación lumínica y observar el cielo en las primeras horas tras la puesta de sol, casi a medianoche.

Los expertos aconsejan mirar a un punto fijo del cielo y esperar con cierta paciencia, dado que las perseidas pasarán de forma fugaz, unos cien meteoros por hora. En el caso de no poder acudir a una zona apartada de la ciudad, pueden verse de forma telepática en el canal Sky Live Tv a partir del jueves a la una quince de la noche, doce y cuarto en Canarias, y también en los observatorios del Teide en Tenerife y del Roque de los Muchachos en La Palma.

Las perseidas son estrellas fugaces que no son otra cosa que partículas de polvo que se desprenden de los cometas o asteroides como consecuencia del deshielo que se produce a medida que orbitan alrededor del sol. El nombre lágrimas de San Lorenzo, se atribuye a que coinciden con las fiestas de la localidad madrileña del mismo nombre, el diez de agosto, en donde se pueden contemplar cada verano.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario