Laure Calamy protagoniza «Iris», una de esas comedias que llegan envejecidas

«La película se parece a la expresión de rapto que mantiene Laure Calamy casi durante todo el tiempo; primero divierte, después enoja a fuerza de repetitiva, como si la emancipación de Iris no fuera nunca más allá del estado de excitación de la niña abandonada en un almacén de golosinas». (Cahiers du cinéma)

Si no fuera porque hace años conocí a alguien que se parecía mucho a la protagonista de «Iris» –Laure Calamy, César a la Mejor Actriz en 2021, «Las Cyclades. Escapada de amigas», «A tiempo completo», «Una mujer de mundo»- la comedia dirigida por Caroline Vignal («Vacaciones contigo… y tu mujer»), diría que todo es una fantasía absurda. Pero no, se trata de una comedia costumbrista con aspectos de la vida de algunas mujeres enganchadas a las páginas de citas por internet.

«Iris» es una mujer de cuarenta y tantos años que, según la publicidad, «lo tiene todo: un marido arquitecto maravilloso (Vincent Elbaz, «Tout le monde mente», «Mystère»), dos hijas perfectas, una clínica deontológica que funciona bien…», pero ninguna vida sexual.

En lugar de hablarlo opta por llevar una doble vida, se inscribe en una página de contactos y enseguida comprueba que le llueven los mensajes de hombres. Y cada mensaje es como la promesa de una cita en la que podrá ser lo que quiera (¿cuántas mentiras en cada perfil de usuario?) porque no hay que pensar en un futuro.

En contra de lo que pudiera parecer, esta no es una película divertida. En mi opinión llega con muchos años de retraso, le falta gancho y las distintas aventuras que tiene Iris fuera del matrimonio son insulsas, muy torpes, en el camino se topa con algunos tópicos (¿casualidad que el amante de los suburbios sea un hombre negro?) y el final es más que previsible.

En resumen: que las páginas de encuentros pueden resultar estimulantes y hasta divertidas al principio porque alimentan el ego, pero al cabo de un tiempo llegan a ser tan aburridas –cuando no peligrosas- como la rutina familiar de la que la protagonista de «Iris» («Iris et les hommes») pretende escapar.

«Iris», que no es una comedia feminista es, según su realizadora –que se ha inspirado en lo que le contó una amiga que, abandonada por el marido, encontró una vía de escape en las páginas de citas- una indagación en las relaciones amorosas, una película «a favor del deseo», en la que la mujer pasa de un hombre a otro con una especie de voracidad frenética, que no parece ser la mejor receta para superar las habituales frustraciones de una pareja cualquiera.

  1. «Iris» llegará a las pantallas madrileñas mañana vieres 31 de mayo de 2024
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Escribe aquí tu nombre