No solo representan uno de los ingredientes más codiciados dentro del mundo de la alta cocina, sino que las trufas negras también pueden ser uno de los ingredientes más interesantes para cuidar la salud y tener muchos beneficios nutricionales.

La trufa negra es costosa, por su rareza, escasez y por la dificultad para la recolección de la misma. Las trufas negras son hongos que crecen bajo la tierra y son indistinguibles por su intenso aroma y un sabor que va desde lo picante a lo terroso, asemejándose tal vez a las setas y a las nueces. En el mundo culinario se les suele denominar como el diamante negro.

Recetas y productos típicos

La cocina mundial ha sabido incorporar a las trufas negras como uno de sus ingredientes por excelencia, sobre todo en los platos con mayor grado de sofisticación y dificultad, algo a lo que los mejores chefs pueden llegar con un buen plan.

Pero eso no quiere decir que no se puedan conseguir trufas negras en el mercado. De hecho, la mayoría de las personas puede conseguirlas frescas en tiendas especializadas, así como también productos que incorporan trufas, como el queso de oveja con trufa, que no solo tiene los beneficios y valores nutricionales de queso de oveja, sino que se ve potenciado por los beneficios de las propias trufas.

En cuanto a recetas, las trufas negras se suelen utilizar en platos típicos de la cocina italiana, como el Risotto de trufa negra y el Tagliolini con trufas negras. Aunque es de origen italiano, pero algo más global, el Carpaccio aderezado con trufas negras también es un plato bastante valorado.

Beneficios para la salud y valor nutricional

Gran parte de las bondades de las trufas negras no tienen que ver con su rareza y su exquisitez, sino en todos los aportes que pueden hacer para la salud de las personas que las consumen. A sabiendas de que hoy se pueden comprar desde la comodidad del hogar e incluso se encuentran en muchos productos, sobre todo derivados de los lácteos, conocer los beneficios para la salud y sobre todo sus valores nutricionales específicos puede ser de interés.

Beneficios

  • Alto contenido de antioxidantes: las trufas son ricas en antioxidantes, que combaten los radicales libres y protegen las células del daño.
  • Propiedades antiinflamatorias: se cree que las trufas tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.
  • Fuente de fibra: las trufas son una buena fuente de fibra dietética, que ayuda a la digestión y promueve la salud intestinal.
  • Vitaminas y minerales: las trufas también contienen vitaminas y minerales esenciales como vitamina C, potasio y magnesio.

Valor nutricional al detalle

Ya se ha hecho referencia a algunas vitaminas, minerales y a la fibra que contienen las trufas negras. Pero, detalladamente, conviene conocer algunos aspectos que pueden servir para poner en contexto la importancia para la cocina y para la salud de este manjar, de este diamante negro.

  • Bajo contenido calórico: algo que comparte, por ejemplo, con algunos frutos secos, es que la trufa negra no tiene un impacto significativo sobre la ingesta de calorías totales. Por lo tanto, las personas que quieren alimentarse adecuadamente, pero al mismo tiempo están tratando de bajar de peso o controlar sus niveles calóricos, pueden encontrar en las trufas negras un aliado importante para su salud.
  • Carbohidratos: si bien dentro de las trufas negras hay variedades, por lo general todas tienen suficientes carbohidratos como para ser consideradas como una buena fuente de ello. Los carbohidratos, como bien se sabe, son el combustible del cuerpo, por lo que el consumo de trufas negras se traduce en energía.
  • Grasas: las trufas negras casi no tienen grasa, y la poca que contienen es considerada como grasa buena, que regula los niveles de colesterol. Por eso, es un alimento que a nivel general se puede consumir independientemente de lo que se busque con la alimentación o si se tuviera alguna patología.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Escribe aquí tu nombre