El Secretario General de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, señala que «las personas mayores tienen el mismo derecho a la vida que los demás durante y después del coronavirus», en respuesta a las políticas edadistas denunciadas por diversos organismos internacionales, que señalan carencias en la actuación con personas mayores durante la crisis de la COVID-19.

Derechos humanos violados

En su informe, la ONU señala que se han vulnerado reiteradamente y a nivel global los derechos humanos de las personas mayores. 

El más importante es el derecho a la vida, muchas veces no valorado en los triajes médicos. Esto ha dado lugar a diversas situaciones complicadas, denunciadas por familiares y profesionales, que señalan la falta de oportunidades para que las personas mayores sobrevivan.

Otros derechos atacados son el de salud, autonomía personal, atención sanitaria y cuidados paliativos. No siempre ha sido fácil asegurar estos derechos, y muchas veces no se ha hecho el esfuerzo.

Además, no siempre se ha asegurado el derecho a la seguridad o a disfrutar de una vida libre de violencias, abusos o negligencias. Es conocida la abundancia de negligencias con personas mayores que se ha dado en las residencias españolas durante la COVID-19.

Llamamiento 

Por todo ello, la ONU y la Alianza Global por los Derechos de las Personas Mayores (Garop) piden a los Gobiernos actuaciones sensibles con este colectivo. Particularmente, la Garop reclama la celebración de una convención de la ONU sobre los derechos de las personas mayores.

«Esta pandemia ha aumentado las desigualdades preexistentes, el edadismo y la discriminación», señala Justin Derbyshire. El director ejecutivo de HelpAge (organización miembro de la Garop) resalta la dificultad «para acceder a la atención médica y la asistencia humanitaria».

«Las respuestas a la pandemia, hasta la fecha, no han logrado incluir adecuadamente a las personas mayores», denuncia el director de HelpAge. «La pandemia ha demostrado la necesidad de crear marcos legales más fuertes». La finalidad es «proteger los derechos de las personas mayores y tenerlas en cuenta en las respuestas sociales, económicas y humanitarias».

Medidas

Ante la crisis sanitaria, HelpAge ha señalado una serie de medidas específicas para las personas mayores:

  • Que puedan acceder a la información sobre los riesgos que les amenazan y cómo protegerse de ellos. 
  • Garantizar su participación en la toma de decisiones.
  • Monitorizar el impacto que tienen en ellas la COVID-19 y las respuestas ante la pandemia.
  • Asegurar el acceso a los sistemas nacionales de salud a los ancianos refugiados, vigilando además su inclusión en los planes de respuesta humanitaria. 
  • Garantizar sus derechos en los marcos legales nacionales e internacionales.
Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

Deja un comentario