«Las ilusiones perdidas» de Xavier Giannoli: Balzac y su Comedia Humana

Coincidiendo con la celebración en París de la gala de entrega de los Premios César (equivalentes a nuestros Goya) se estrena en España «Las ilusiones perdidas[1]» (Illusions perdues), película dirigida por Xavier Giannolu (Madame Marguerite, Crónica de una mentira), que opta a quince de los galardones que concede anualmente la Academia de las Artes y Técnicas del Cine, entre ellos los de Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guión Adaptado.

En efecto, «Las ilusiones perdidas»,  adaptación de la novela clásica homónima de Honoré de Balzac, que llega al público después de participar en la Mostra veneciana 2021 y en la última edición del Festival de San Sebastián, cuenta con un casting de «estrellas» del cine galo: Benjamin Voisin (Verano del 85), Cécile de France (Más allá de la vida), Vincent Lacoste (Vivir deprisa, amar despacio), el canadiense Xavier Dolan (Matthias & Maxime) y Gérard Depardieu (Cyrano de Bergerac, la saga de Asterix)

En la década 1820-30, el joven poeta Lucien (Benjamin Voisin) se traslada de Angouleme al París de la Restauración gracias al apoyo de su protectora y amante (Cécile de France), que le servirá para sobrevivir en la capital intentando atraer la atención de los editores y los periódicos. Decepcionado ante sus dos grandes aspiraciones –el amor y la gloria literaria- a medida que va conociendo gente irá perdiendo las ilusiones con que abandonó su provincia al comprobar que todo tiene un precio: del arte a la prensa, pasando por la política, el éxito literario e incluso el amor. Lucien amará, sufrirá y sobrevivirá a sus ilusiones.

Testigo de su tiempo Balzac deja en esta novela un puñado de retratos de personajes universales que la convierte en contemporánea; Giannoli ha hecho una adaptación respetuosa y valiente del relato intemporal demostrando que, pese a que naturalmente han cambiado los códigos, el fondo de la historia permanece, siguen existiendo los fatuos, los arribistas, los sinescrúpulos y quienes son capaces de mercadear con todo; y todo incluye también los sentimientos. 

«Las ilusiones perdidas», relato iniciático,  es uno de los hitos en los noventa volúmenes de que consta «La comedia humana» de Balzac, según Proust lo mejor del autor, y según los historiadores de la literatura francesa una obra maestra.

En cuanto a la película, la crítica del país vecino se ha rendido a la mezcla de sentimientos, a «las montañas rusas entre las emociones y las condiciones materiales» que atraviesa el personaje, representante de la condición humana en un mundo en el que es posible encontrar varios paralelismos con el actual de las redes sociales, las fake news, la corrupción y el amiguismo (que casualmente ocupa estos días la actualidad más testaruda). 

  1. Pese a que «Las ilusiones perdidas» tiene fijada la fecha de estreno en Madrid para el próximo 25 de febrero de 2022, se han efectuado ya dos pases de «pre-estreno».
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario