«De Sófocles a Philip Roth, pasando por Giono o Stephen King, son muchos los autores que se han inspirado en los fenómenos epidemiológicos, un caldo de cultivo de primer orde en el que se revelan los sentimientos y se exacerban los sentimientos» 
(Laurence Houot, Culture France Télévisions). 

Sin ninguna intención exhaustiva, a continuación van unas cuantas novelas que  tienen a la epidemia como protagonista, metáfora o telón de fondo.

Albert Camus: «La peste»

Para Albert Camus (Argelia 1913- Francia 1960), periodista, novelista y ensayista existencialista, Premio Nobel de Literatura 1957, «La peste», título de su novela publicada en 1947 sobre la epidemia de peste de 1940 en Orán, es en realidad una metáfora del nazismo que había provocado una guerra que asoló Europa y asesinó a varios millones de judíos, gitanos y homosexuales, en sus campos de la muerte. Los clásicos son eternos, hay un párrafo que se podría escribir hoy: «Nadie había aceptado realmente la enfermedad. La mayoría se mostraba sensible ante lo que trastocaba sus costumbres o afectaba a sus intereses (…) Su primera reacción fue, por ejemplo, incriminar a la administración».
(Audiolibro Random House, 9,90 euros)

Sófocles: “Edipo Rey”

¿Qué fue lo que desencadenó la cólera de los dioses para que enviaran la peste a la ciudad de Tebas? Los acontecimientos llevaron a Edipo a cumplir el trágico destino que le había anunciado el oráculo de Delfos: matar a su padre para casarse con su madre.
(Vicens Vives, 11,74 euros)

Boccacio: «El Decamerón»

Siete chicas y tres chicos se refugian en una casa de campo huyendo de la peste que asola Florencia en 1348 y durante diez días cada cual cuenta una historia: el resultado son cien relatos que tienen como prólogo una descripción apocalíptica de la peste que Boccaccio vivió muy de cerca.
(Biblioteca Austral, 10,40 euros)

Jack London : «La peste escarlata»

Novela de ciencia-ficción escrita en 1912 y situada en 2013, en la que un profesor universitario recorre con sus nietos la zona de la bahía de San Francisco, devastada sesenta años antes por una terrible plaga.
(Los libros del zorro rojo, 21,75 euros).

Jean Giono : «El húsar en el tejado»

Escrita en 1951, el protagonista de esta novela es Angelo Pardi, un húsar italiano perseguido por revolucionario por los austriacos y refugiado en Francia en 1832, cuando se ha declarado una epidemia de cólera en la Provence. El soldado se detiene en su huida para ayudar a las víctimas. Cuando se cierra la región para evitar el contagio, y acusan a Angelo de envenenar las fuentes públicas, se refugia en los tejados de Manosque, cerca de Aix-en-Provence, y desde allí contempla el caos generado por la epidemia y también los esplendorosos paisajes que rodean la ciudad mientras, tal que el ángel de su nombre, consigue salir indemne gracias a su valor y honestidad.
(Anagrama, descatalogado)

Gabriel García Márquez: «El amor en los tiempos del cólera»

Novela publicada en 1985 en el que la epidemia sirve de telón de fondo a un amor prohibido y el virus es una alegoría del sentimiento amoroso que contamina el espíritu de un joven poeta.
(Random House, 20,80 euros)

Stephen King: “Apocalipsis”

Escrita en 1978 y revisada en 1990, la novela imagina la propagación de un virus escapado de un laboratorio del ejército  estadounidense. Los escasos supervivientes, en un mundo dominado por la figura maléfica del Hombre Negro, intentan llegar hasta Madre Abigail, una centenaria mujer negra que puede curar.
(Debolsillo, 7 euros)

J.M.G. Le Clézio: “La cuarentena”

Inspirada en unos acontecimientos vividos por el abuelo del autor, la novela, publicada en 1995, cuenta la historia de los hermanos Léon y Jacques que al regresar en 1891 en barco a Isla Mauricio, su tierra natal, se ven obligados a vivir en cuarentena durante varios meses, con el resto de pasajeros, en la isla Plate, porque a bordo se han detectado casos de viruela. Le Clézio fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 2008.
(Tusquets Editores, 19,00 euros)

José Saramago: «Ensayo sobre la ceguera»

Un hombre pierde la vista repentinamente, enseguida le siguen otros casos. Es el comienzo de una pandemia que afecta a todo el mundo. En cuarentena, la población intenta sobrevivir. Solo una mujer que no ha sido contagiada puede salvar a una humanidad en tinieblas. Publicada en 2000, dos años después de que su autor ganara el Premio Nobel de Literatura.
(Editorial Debolsillo, 9,45 euros )

Philip Roth : «Némesis»

Una epidemia de  polio se extiende por la ciudad de Newark, Estados Unidos, en 1944. El protagonista es Bucky Cantor, un joven de veintitrés años que vive en el barrio judío de Weequahic y trabaja como entrenador deportivo. Frente a los niños enfermos, los muertos y el dolor de las familias, Cantor, quien tiene mala conciencia porque no está luchando en la guerra en Europa como sus amigos –el ejército le ha rechazado por sus problemas de vista– vive en primera persona las consecuencias del cataclismo que afecta a la comunidad y los sentimientos de miedo, rabia, dolor, culpabilidad y egoísmo que provoca.
(Random House, 22,70 euros)

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario