Tras la crisis sanitaria producida por la Covid-19, ha vuelto el debate de cómo serán las grandes metrópolis dentro de unos años. Según los expertos, la pandemia hará que las tornas cambien y que, a partir de ahora, se apueste por el medio ambiente, la sostenibilidad y más espacio para los peatones.

Desde Ribera del Calderón (1), un proyecto urbanístico para transformar la zona que ocupaba antes la fábrica de Mahou y el antiguo estadio Vicente Calderón en un entorno único donde disfrutar de la naturaleza en pleno corazón de Madrid, comentan las cinco tendencias clave de las ciudades del futuro:

  1. Humanas y saludables. La primera tendencia, que algunas ciudades españolas llevan años liderando, es la de reivindicar el espacio de los peatones. La ciudad “caminable” ha salido ganando de la pandemia, demostrando cómo es de esencial que los ciudadanos tengan su espacio. Una ciudad caminable y verdemejora la salud de sus peatones: promueve el ejercicio físico y a la vez disminuye la contaminación al reducir el espacio al automóvil. Además, en ciudades como Barcelona se está creando un plan de supermanzanas que lucha por crear espacios de encuentro entre sus ciudadanos.
  1. Verdes y sostenibles. La Covid-19 ha mostrado la importancia de la naturaleza y el aire libre en el bienestar emocional de la población ya que ha aumentado la demanda de jardines y espacios abiertos
  1. Móviles e inclusivas. El modelo más nuevo lo propone Suecia, la ciudad de 1 minuto quiere que los ciudadanos sean co-arquitectos y rediseñen sus propias calles (en un minuto). Es un proyecto hiperlocal, puesto que se enfocan en el paisaje urbano inmediato, entendiendo la calle como unidad básica de la ciudad. Suecia ha desarrollado un kit de mobiliario urbano que los vecinos pueden manipular según sus necesidades: maceteros, asientos, parkings de bicicletas, espacios infantiles o gimnasios al aire libre. Esta ciudad móvil se incluye en la tendencia del urbanismo táctico y participativo.
  1. Compactas y conectadas. El modelo caminable es uno de los ejes de la ciudad compacta, de proximidad, que quiere reducir la necesidad del ciudadano de utilizar el vehículo privado. La ciudad de cercanía se contrapone al modelo tradicional de ciudad dispersa, donde la población debe cubrir largas distancias en sus trayectos cotidianos.

Destaca la apuesta de París por la ciudad de los quince minutos: la población se mueve dentro de distintos núcleos compactos integrados en una gran red policéntrica.

  1. Ciudades inteligentes. La tecnología nos acerca cada vez más a este modelo inteligente que proporciona información constante al ciudadano para hacer su vida más fácil. Los semáforos, autobuses y tiendas se comunicarán entre sí; las aplicaciones te mostrarán las plazas de aparcamiento cercano; y habrá una wifi común en toda la ciudad, entre otras.

(1) La Ribera del Calderón, junto a Madrid Río, cuenta con una superficie edificable de 147.050 metros cuadrados, 1312 futuras viviendas y más de 73.000 metros cuadrados de zonas verdes. También se contempla dedicar por encima de los 14.000 metros cuadrados a uso terciario.

Foto de portada: E. Bardají Asociados.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en una publicación para profesionales, me dediqué al mundo de la solidaridad a través de un partido político, ocupándome de la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después me instalé en México. Publiqué en un par de periódicos y en una revista literaria, donde edité poesía. A través de Periodistas en Español comencé a relatar lo que sucedía allí. Tras siete años de estancia en el país azteca, en 2018 regresé a España.

Deja un comentario