«Las apariencias», de Marc Fitoussi, un thriller francés elegante y perverso

El guionista y realizador francés Marc Fitoussi (‘Copacabana’, ‘Pauline detective’) adapta para el cine la novela «Trahie» (Engaño), de la reina de la novela negra sueca Karin Alvtegen, y el resultado es «Las apariencias», una película cínica que remite a las obras del mejor humor negro de Chabrol, con personajes dispuestos a todo con tal de no perder sus privilegios. 

Protagonizada por Karin Viard (‘Algo celosa’, ‘Polisse’) y el actor y cantautor Benjamin Biolay (‘Habitación 212’, ‘Un cuento francés’), acompañados de Laetitia Dosch (‘Passion sumple’), Lucas Englander (‘Parliament’) y Pascale Arbillot (‘Buenos principios’), «La apariencias» llega a los cines españoles el viernes 16 de julio de 2021. 

En la Viena del Danubio Azul, reside un grupo de privilegiados expatriados franceses entre los que destaca la pareja formada por Eve –encargada de la biblioteca del Instituo Francés- y Henri, un prestigioso director de orquesta. Es una comunidad compuesta por ejecutivos de empresas y personal de embajadas y círculos culturales que se encuentra al recoger a sus hijos en la escuela, organiza cenas en los apartamentos de unos y otros, y lamenta la falta de quesos franceses. Llevan una vida aparentemente sin fisuras, en una especie de burbuja de fiestas y espectáculos de alta gama, hasta el día en que Eve descubre que su marido le engaña. 

Dispuesta a todo para mantener las apariencias, la mujer saca a relucir su lado más diabólico (se venga, se embarca en una aventura absurda de una noche), pone en marcha las lenguas viperinas de un grupúsculo social al que nada le gusta más que encontrar una víctima propiciatoria y despliega todo un arsenal de estratagemas, no solo para conservar el amor de su marido sino también, y sobre todo, para intentar evitar en escándalo, que podría privarle de su estatus.

Alambicada intriga policiaca, «Las apariencias» es también un estudio de las costumbres de la alta burguesía y un recorrido por los meandros de la especie humana, plasmado en un guión que mezcla los géneros: lo que empieza como una comedia de alta sociedad va adquiriendo aspectos sombríos hasta convertirse en una amenaza para todos esos personajes ambiguos «mitad ángeles, mitad demonios» y siempre arpías, que desfilan por una trama en la que «las apariencias sociales, familiares, conyugales y morales, constituyen el abono para una bajada a los infiernos de una alegre amoralidad».

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario