«La última primavera»: la Cañada Real se cuela en la gran pantalla

Cine de Madrid

0
49

La realizadora hispano-alemana Isabel Lamberti, con experiencia en el cortometraje y conocida como directora de la versión holandesa de la serie juvenil «Skam», se asoma por primera vez al largometraje con «La última primavera», película real como la vida misma sobre una familia que vive en el barrio chabolista madrileño de la Cañada Real, con la que obtuvo el Premio Nuevos Directores en el último Festival de San Sebastián, y que posteriormente ha presentado en los certámenes de Reykjavik, la Seminici de Valladolid y el Festival de Cine por Mujeres de Madrid, celebrado virtualmente el pasado mes de noviembre 2020. 

Considerada «docu-ficción», «La última primavera» narra los últimos meses de la muy numerosa familia Gabarre-Mendoza –hasta cuatro generaciones en un recinto que ha ido creciendo a medida que surgía la necesidad de hacer sitio a nuevos miembros; el padre lo explica muy bien: «De cada veinte euros ganados, diez para los hijos y diez para la casa», que va a ser desalojada porque la burocracia administrativa les ha adjudicado el realojo en un piso de un bloque de viviendas. 

La familia Gabarre-Mendoza celebra el cumpleaños de su nieto cuando una inspección policial interrumpe el festejo. En la Cañada Real, un barrio de chabolas a las afueras de Madrid, surgen tensiones entre las autoridades y los vecinos, ya que los terrenos han sido vendidos y las familias son obligadas a abandonar las casas que ellos mismos han construido. Mientras, la madre, Agustina, pasa de ser una mujer muy alegre a vivir atormentada por el miedo, el padre, David, un chatarrero muy trabajador, intenta encontrar una solución junto con otros chabolistas de la zona. Entretanto, los miembros más jóvenes de la familia -David hijo, la nuera y madre adolescente María y el joven Alejandro- luchan a su manera por sacar adelante sus vidas. 

Ninguno de los miembros de esta familia «muy clan»–que interpretan sus propios personajes, si bien siguiendo el guión escrito por la realización, con un acierto considerable- quiere abandonar lo que ha sido su hogar, para algunos el único: allí nacieron, allí han crecido, han ido a la escuela, han aprendido a montar en bicicleta, se han buscado la vida recogiendo chatarra o hurgando en los vertederos, allí están sus amigos, algunos se han casado, otros se han buscado una salida profesional estudiando… Es notorio que La Cañada Real es uno de los reductos madrileños donde se vende todo tipo de drogas, pero ese es un problema que no afecta a esta familia ni de lejos. 

Yendo de uno a otro de los personajes «La última primavera» aborda multitud de temas candentes como la maternidad, el amor, la amistad, la búsqueda de una salida laboral, los trabajos para ir tirando… y la siempre latente amenaza de una expulsión del lugar. 

Película muy coral y en mi opinión retrato un tanto ilusorio y falto de profundidad de una realidad más compleja que la presentada, se estrena en Madrid el miércoles 31 de marzo de 2021, y el 2 de abril en el resto de las ciudades españolas.

Deja un comentario