Los leves descensos del paro en el mes de abril en Madrid son para la UGT «un espejismo de una realidad más cruda», la de que en la Comunidad de Madrid el mercado laboral no funciona y hay que girar el modelo económico hacia la digitalización, una economía más productiva y respetuosa con el medio ambiente.

Según los datos aportados hoy por el Gobierno, el paro desciende en 2986 personas, pero sigue habiendo 33.621 más en paro que hace un año y en la Comunidad de Madrid 438.644 personas no encuentran empleo.

Si sumamos las casi cien mil que están en ERTE, hay más de medio millón de personas que no tienen empleo, mayoritariamente mujeres, del sector Servicios, y sobre todo se han incorporado a la búsqueda de empleo mujeres mayores de 44 años.

Más de la mitad de las personas en paro (51 por ciento) no cobran ninguna prestación. Hay 50.000 personas más que hace un año que no cobran ninguna prestación y el 70 por ciento de las prestaciones que se cobran, son de menos de 500 euros. 

Las personas perceptoras de las prestaciones más bajas son mujeres en todos los tramos de edad.

El desempleo de larga duración se está convirtiendo en algo estructural. Más de la mitad de las personas en desempleo son paradas de larga o muy larga duración.

Aumenta la contratación. Se han firmado 100.000 contratos más que el año pasado, pero 77.000 de estos 100.000 son temporales. 

La contratación indefinida desciende este mes (pasando de un 23,27 por ciento a un 20,42 por ciento) y aumenta la temporal (de un 76,73 por ciento a un 79,58 por ciento). El 86 por ciento de toda la contratación es del sector Servicios.

Además, tres de cada diez contratos tienen una duración inferior a un mes.

Isabel Vilabella, secretaria de relaciones laborales y formación de UGT Madrid, señala que, con estos datos, no es suficiente la vacuna contra la COVID-19 para recuperar la economía madrileña, por lo que reclaman al próximo Gobierno de la Comunidad que abra una mesa de negociación, con empresarios y sindicatos, para elaborar un Plan de recuperación económica y social, que proteja a las personas que peor lo están pasando, y que refuerce los sectores económicos que generan empleo estable y con salarios dignos.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario