Gracias a la rápida intervención y las maniobras de primeros auxilios por parte de la Policía Local de la localidad madrileña de Arroyomolinos, un bebé de un mes de vida no ha fallecido por atragantamiento.

Hasta que llegaron los servicios sanitarios minutos después, los agentes de policía aplicaron las maniobras adecuadas de primeros auxilios para que el recién nacido recuperase la respiración y así poder controlar sus constantes.

Los hechos ocurrieron la noche del sábado 11 al domingo 12 de julio de 2020.

La policía acudió a la casa particular después de que los servicios sanitarios solicitasen su colaboración ante un aviso por atragantamiento de un bebé que se encontraba con su familia.

Cuando la patrulla llegó al hogar, de forma inmediata, se hicieron cargo del menor y comenzaron a practicar las maniobras de socorro para que éste recuperase la respiración, hasta la llegada de la UVI móvil de los servicios sanitarios.

Por otro lado, en el domicilio también se presentó una patrulla de la Guardia Civil en apoyo de los agentes locales.

Cuando llegaron los servicios sanitarios, los dos agentes trasladaron al bebé hasta la camilla donde expulsó la leche materna con la que se había atragantado mientras ingería una de las tomas nocturnas de leche.

Horas más tarde, la alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, ha felicitado a estos agentes en su cuenta de Twitter .

Intento aprender siempre de lo que leo, veo y escucho. Prestar atención a los problemas de las personas y contarlo de la mejor forma posible es mi objetivo como profesional. Mi otra pasión es el cine.

Deja un comentario