La Organización Mundial de la Salud (OMS), compartirá a partir de este 15 de abril de 2020, una guía mediante la cual, todos los países aprenderán a implementar las desescaladas y de qué forma se podrá levantar el confinamiento tras un mes de restricciones.

Tras más de un millón setecientos mil casos positivos (registrados) de la COVID-19 y más de ciento veinte mil muertes, (habiendo llegado a mediados del mes de abril), la OMS pide a los dirigentes, que la población está debidamente entrenada y que levanten poco a poco las medidas por el estado de alarma decretado por cada gobierno.

“Las medidas deben ser levantadas lentamente y con control; no puede ocurrir todo de golpe”, ha manifestado el director general de la organización sanitaria de Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa celebrada en Ginebra (Suiza). El médico de la OMS, ha recordado que el coronavirus es diez veces más mortífero que la pandemia de la gripe A que tuvo lugar en 2009, ya que se reproduce rápidamente en espacios concurridos y en algunos países ha sido espectacular su desarrollo.

Esto es que, por ello, deben atender a las zonas de menos afectados y proceder al desescalado de forma controlada. Por ello, recuerdan que, para llegar a este escenario, los países deben haber controlado los casos de transmisión, asegurarse de que los laboratorios son capaces de detectar a los asintomáticos y tienen que ser capaces de aislar a los positivos, llegado el caso.

La guía recoge recomendaciones que deben implementarse también en el trabajo de forma restrictiva, así como en los espacios destinados al transporte, escuelas, trabajo, etc. La educación de la población, recalca, es el fin de todo este proceso, y aunque hayan bajado los casos, recuerda que no es el final de la pandemia.

La única forma de salir de esto es encontrar el coronavirus, a los infectados, sus posibles contactos y que el aislamiento sea una garantía para que no se extienda el contagio y, por ello, el Sistema Nacional de Salud debe responder a tal efecto.

Respecto a las muertes de los pacientes que están gravemente afectados en las UCI en todos los países, recomienda esperar a su pronta recuperación, porque de no ser así, los casos seguirán incrementándose por esta razón.

El doctor Tedros, por su parte, ha asegurado que “todos los países deben implementar una serie de medidas para aplacar la transmisión de COVID-19 y salvar vidas para llegar a un escenario de cero transmisión del virus. En otras palabras, la cuesta abajo del virus será mucho más lenta que la cuesta arriba. Es importante recordar que debemos estar expectantes de cara al otoño, ya que la vacuna tardará en llegar y no será antes de un plazo de año y medio cuando dispondremos de ella. Para ello, es importante recordar el desarrollo del coronavirus, adaptarse a las medidas y a la estrategia que se determine y que las medidas de confinamiento y de desescalado se ajusten al panorama que tiene cada país y, en concreto en España, cada comunidad autónoma.«

Por último, insiste en que la desescalada será mucho más lenta que el crecimiento del virus y, por tanto, pide paciencia a la población y que los gobiernos enseñen debidamente cuáles son las medidas.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del CEDDD autonómico de la Comunidad de Madrid; Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Ética de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal. Embajadora de honor "Ñ". Representante en EASPD Europe del CEDDD Inclusive Life

Deja un comentario