El Comité de Empresa del ente público Radio Televisión Madrid informa de que, desde la reforma de la ley que provocó el cambio de la Dirección de RTVM a mediados de julio de 2021, la audiencia de Telemadrid ha bajado más de un 20 por ciento, del 5,4 al 4,2 por ciento.

El 24 de septiembre de 2021, Isabel Díaz Ayuso, en declaraciones a los medios de comunicación, afirmó que uno de los motivos del Gobierno regional para cambiar la ley y propiciar el cambio de Dirección en Radio Televisión Madrid era «buscar audiencias, buscar la vertebración de la información local y regional y ofrecer un verdadero servicio público».

Los informativos también han sufrido una importante bajada de audiencia. Esta es la comparativa de los TeleNoticias del mes de febrero del año 2021 y del 2022.


FEBRERO 21FEBRERO 22DIFERENCIAPORCENTAJE
TN113,61%9,23%-4,38-32%
TN25,96%3,64%-2,32-39%
TNF/S MAÑANA11,03%7,02%-4,01-36%
TNF/S NOCHE8,51%5,45%-3,06-36%

Esta bajada de audiencia supone una pérdida de más de un tercio en todas las ediciones de los TeleNoticias.

El Comité de Empresa considera que «los datos suponen un fracaso absoluto de las intenciones que expresó públicamente Isabel Díaz Ayuso este septiembre pasado. La responsabilidad de ese fracaso es de la Dirección nombrada por el administrador provisional, quien cesó a una dirección sin justificación».

Y considera que RTVM «no puede seguir a la deriva en manos de una dirección incapaz de reaccionar ante el hundimiento de la audiencia y el incremento de los gastos».

El comité de empresa exige medidas por parte del administrador provisional o de la Junta de Accionistas de RTVM (Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid) «que atajen la crisis en la que nos ha sumido esta dirección en nueve meses».

Concluye que «preocupa el futuro de la empresa, y preocupa que de nuevo se ponga en duda la credibilidad de RTVM a causa de una gestión que más parece obedecer a criterios políticos que profesionales».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario