El desigual progreso en la lucha contra el sida ha hecho que no se cumplan los objetivos establecidos para 2020, según un nuevo informe de ONUSIDA.

Como resultado, ha habido 3,5 millones infecciones de VIH adicionales y 820.000 personas más han muerto por causas relacionadas con el sida desde 2015. Las metas podrían retrasarse 10 años más si la pandemia de COVID-19 provoca graves interrupciones en los servicios contra el VIH. 

El mundo está muy atrasado en la prevención de nuevas infecciones por VIH. Ha habido progresos en África Oriental y Meridional. Sin embargo, en Europa Oriental y Asia Central, se ha visto un aumento del 72 por ciento en las nuevas infecciones desde 2010. En América Latina, han crecido un 21 por ciento. 

La pandemia de COVID-19 podría deteriorar aún más la respuesta.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud, 73 países ya han alertado de que se están quedado sin existencias de antirretrovirales.  

El informe asegura que en algunos países latinoamericanos los recursos, medicamentos, personal de salud y materiales para el VIH se están trasladando a la lucha contra la COVID-19. 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario