Tras la modificación de la Orden de horarios aprobada por la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid el pasado 21 de abril de 2022 que regula los horarios de los diferentes tipos de establecimientos públicos, los locales de ocio y los establecimientos de hostelería de la Comunidad de Madrid ampliarán linealmente dos horas su actividad durante la Nochevieja de forma automática y sin la necesidad de tramitar un tipo de permiso especial.

Los bares y restaurantes podrán cerrar a las 04:30 horas, los bares especiales a las 05:30 horas, y las discotecas, salas de fiestas y cafés-espectáculos a las 08:00 horas del día 1 de enero 2023.

La Plataforma de asociaciones empresariales del Ocio, la Hostelería y el Comercio de la Comunidad de Madrid ha hecho pública su satisfacción «por este importante cambio normativo» que permite responder a las demandas sociales en un día de celebración tan especial como es la Nochevieja y, al mismo tiempo, dinamizar la actividad económica de uno de los sectores más afectados por la crisis del COVID.

La Plataforma añade que con esta medida se dinamiza la actividad y celebración de la Nochevieja en la Comunidad de Madrid que «pretende volver a hacer de Madrid la capital europea de la Nochevieja», potenciando su actividad turística durante las Navidades después de tres años de sufrimiento y restricciones debido a la COVID y, al mismo tiempo, reactivando la actividad económica de las empresas de forma ordenada y planificada y contribuyendo a la creación de puestos de trabajo.

Y sostienen que «se responde así a las demandas sociales de la noche más especial del año» que hacía necesaria una mayor extensión de los horarios y que permite hacer compatible la celebración de las campanadas en las casas particulares con los cotillones de los restaurantes y las celebraciones de la Nochevieja y el año nuevo en bares de copas y discotecas.

La modificación de la orden de horarios y la aplicación automática de las ampliaciones de horario evita la complejidad y lentitud de los trámites burocráticos que hacían obligatoria la tramitación de estos permisos con más de un mes de antelación, y que terminaban provocando el bloqueo de la burocracia administrativa de los ayuntamientos de la Comunidad y el retraso en la comunicación de los permisos y autorizaciones de las ampliaciones de horarios.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario