La Guardia Civil, en el marco de las operaciones Red Dot y Antitox IX, detuvo o investigó en 2020 a un total de 337 personas en relación con delitos de caza y contra la fauna y la flora, tras más de novecientas inspecciones en fincas cinegéticas, explotaciones ganaderas y establecimientos fitosanitarios, en las que los agentes del Seprona detectaron más de 2600 infracciones administrativas y 320 delitos.

Entre los cadáveres de los animales se destaca un lince ibérico, encontrado en el fondo de un pozo y en cuya necropsia aparecieron restos de veneno en su organismo; milanos negros, milanos reales y busardos ratoneros, entre otras especies.

Respecto de los delitos relacionados con el furtivismo, se ha conseguido identificar a los autores de abatimientos de especies en peligro de extinción, ungulados africanos, entre otros, y se han retirado numerosas cabezas como trofeos de caza mayor.

Furtivismo y veneno

En la actualidad la caza es una actividad regulada. El furtivismo se considera un problema por los múltiples efectos que genera, desde importantes pérdidas económicas hasta desequilibrios en los ecosistemas, en el caso de acciones indiscriminadas de especies cinegéticas.

En España ha venido siendo tradicional el uso del veneno y medios no selectivos de captura para luchar contra los animales cuya presencia puede causar efectos negativos. Se trata de una de las mayores amenazas para la biodiversidad, por su carácter masivo y no selectivo. Esta conducta, al igual que el furtivismo, está tipificada como delito en el Código Penal.

La Guardia Civil cita como actuaciones destacadas:

BADAJOZ

Varias personas fueron detenidas como presuntos autores de un delito contra la fauna por la muerte de dos linces ibéricos, uno de ellos ahogado y con presencia de veneno en su interior, y otro muerto por disparo de escopeta de caza.

CIUDAD REAL

En una casa abandonada se localizaron varias cabezas de ciervos decapitados y cabezas de venados en sacos. La investigación derivó en una inspección en un local de taxidermia, en el que se encontraron más cabezas de animales con restos de sangre, cuyo cotejo con el laboratorio de Criminalística estableció correspondencia entre todas las muestras, pudiendo detener a dos personas.

SEVILLA

Se investigó a tres personas que accedieron al interior de la Reserva Natural de Castillo de los Guardas, abatiendo a especies catalogadas en peligro de extinción y se localizaron más de trescientas trampas para captura irregular de aves. En esta actuación se liberaron más de ochenta aves.

MADRID

En operaciones encaminadas a la prevención de la caza furtiva de liebre con galgo se detectó la existencia de una perrera clandestina. Se procedió a la incautación de 83 perros de diferentes razas en malas condiciones higiénico sanitarias, por incumplimiento en materia de protección y bienestar animal.

ALMERÍA

En distintas inspecciones se localizaron dos kilos de nitrato potásico, carabinas, cartuchos de explosivos de amonita y numerosos cepos para grandes animales. Se procedió a la detención de una persona por supuestos delitos de tenencia y depósito de explosivos.

Durante el transcurso de la operación Antitox, los agentes del Seprona han contado con la colaboración del Servicio Cinológico de la Guardia Civil. Las unidades caninas son un elemento clave en la lucha contra el uso de cebos envenenados.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de Acción Español contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (PLAN TIFIES) y del Proyecto Life Guardianes de la Naturaleza.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario