Una noche bohemia que no se olvidará, por ser un encuentro íntimo, emotivo, anecdótico, transparente y sorpresivo, fue Lucero y Mijares: Siempre Amigos. La familia Mijares ofreció un espectáculo digital donde las estrellas no sólo brillaron, los ojos de los padres se vieron iluminados al aparecer José Manuel, quien ejecutó la batería y el bajo y Lucero Mijares cantó: This will be, Gloria a ti y Vencer al amor.

Nunca habían dado un concierto juntos Lucero «La novia de América»· y Manuel Mijares, han pasado más de veinte años para que sus seguidores disfrutaran de sus éxitos, en un formato musical donde los dos protagonistas se lucieron, hicieron coros y se apoyaron interpretativamente.

En la casa de Mijares se instalaron los siete músicos, dos en los coros y el equipo de producción. Abrieron la puerta del estudio adornada con flores blancas, libros, pinturas, fotos, esculturas y velas. 

Han pasado diez años desde que anunciaran su separación, después de catorce años de matrimonio, pero demostraron la complicidad que existe entre ellos, así como los reproches o las anécdotas vividas juntos desde que se conocieran. 

Compartieron momentos emotivos de su relación como: la experiencia de su boda. Lucero sorprendió mostrando su vestido de novia y recordó Mijares el calor que pasó durante la ceremonia y su malestar, razón por lo que no sonreía. Bromearon,  sobre la subasta del vestido y otros accesorios. Así como los rumores que hubo con el tema Si me tenías, de Giancarlo.

«Muchos me decían que te la dedicaba, pero no fue así», comentó Mijares. Mientras que Lucero en broma y sonriente señaló «es un tema horrible, mejor canta otra».

Ambos demostraron su calidad vocal en cada uno de los temas de éxito de los años ochena entre los que se encontraron: No se murió  el amor, Electricidad, Soldado del amor, Baño de mujeres, Tácticas de guerra, Sobreviviré, Vencer al amor, Bella, Veleta, entre otros temas románticos como: Quizás, quizás, quizás,  De que callada manera, Piel Canela y Vida loca.

Fueron noventa minutos donde Lucero bailó, admiró las guitarras de Mijares y no dejó de llamarlo “Manuelito”. Mientras Mijares cantó emotivamente sus temas,  se levantó a bailar y se cambió de camisa.

Vimos una pareja que ha vivido unida por sus hijos y dan un valor a la familia. Lucero siempre sonriente y Mijares caballeroso. 

Pero los momentos más emotivos para la pareja fue sin duda compartir el escenario con sus hijos, quienes recibieron todos los halagos de unos padres orgullosos. Y mención especial Lucero Mijares quien cantó tres temas nada sencillos. En Vencer al amor, salió el duende que tiene la música española y se enfrentó a esas escalas musicales que pocos alcanzan. La calidad musical que tiene esta familia es sorprendente y sin duda alguna tenemos Luceros y Mijares para mucho tiempo.

Finalizaron la noche con el tema El privilegio de amar, en familia. No sin antes agradecer a todo su equipo, músicos, coros, público y prensa que los ha apoyado durante su carrera y para poder celebrar este concierto.

María Esther Beltrán Martínez. Licenciada en Periodismo. Mexicana, nacida en la Ciudad de México. He sido Coordinadora de prensa del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, Orquesta Sinfónica de Minería, Bienal del Cartel en México. Directora de Prensa del Festival de México en el Centro Histórico. Editora de espectáculos y cultura del Diario El Día. Relaciones Públicas de programas Canal 13 y Radio UNAM. Coordinadora de actualización del Sistema de Información Cultural (SIC) del Ministerio de Cultura de México.Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. 2009. Vive en Andalucía desde hace once años.

Deja un comentario