El analista José Carlos Díez indica que la victoria de Isabel Díaz Ayuso en Madrid traerá más libertad de movimientos, por lo que los contagios volverán a aumentar y seguiremos en niveles de máximo riesgo hasta alcanzar un porcentaje de personas vacunadas significativo, y tendrá otra consecuencia indeseada, la dificultad de cumplir con la Constitución y su artículo 135 relativo a las reglas fiscales europeas.

Argumenta José Carlos Díez que se ha consumado el fin del estado de alarma y el escenario más probable es una rápida recuperación de la movilidad, como se pudo comprobar el sábado 8 de mayo por la noche con muchas plazas de las grandes ciudades llenas de gente celebrándolo, confirmando que una de las causas que llevó a la holgada victoria de Ayuso en Madrid fue su apuesta por abrir la hostelería desde febrero: «Sin estado de alarma, es muy complicado tener toques de queda y cierres perimetrales y la mayoría de comunidades autónomas ha optado por eliminar ambos».

Añade que los contagios volverán a aumentar y seguiremos en niveles de máximo riesgo, con consecuencias como que el Reino Unido ha dejado a España fuera de los destinos seguros donde pueden viajar los turistas ingleses, nuestro principal cliente turístico y si eso no cambia antes del verano, limitará mucho la recuperación del empleo en el Mediterráneo y las islas, y sostiene que «la esperanza es la vacunación».

Déficit e impuestos

Retornando a Díaz Ayuso, señala que su promesa de la noche de las elecciones, que su primera medida sería bajar los impuestos, hay que situarla en el contexto actual, en el que las Comunidades Autónomas han doblado su déficit estructural en la pandemia, indicador que exige Bruselas para hacer el ajuste, y la única forma de reducir un déficit estructural es subiendo los impuestos o haciendo recortes de gasto permanentes.

Ayuso promete bajarlos sin concretar recortes, y por lo tanto, «aumentará el déficit y culpará a Sánchez de las subidas propuestas en Bruselas. Es la misma estrategia de Rajoy en 2011 y recordemos que luego nos subió sesenta veces los impuestos: el IRPF, el IVA, sociedades, patrimonio, la luz, la gasolina, el tabaco, las bebidas, etcétera».

Según José Carlos Díez: «la demagogia fiscal del PP impide un debate racional para explicar a los ciudadanos los riesgos que supone tener que emitir todos los años trescientos mil millones de deuda pública y la necesidad de ahorrar. Ya sabemos qué pasó con Rajoy: tuvo que pedir el rescate y, además de aplicar la mayor subida de impuestos de la historia de España desde Isabel la Católica, hizo un recorte de gasto brutal en sanidad y en educación de diez mil millones».

Y concluye que «el ser humano es el único animal que tropieza con la misma piedra pero en el PP les resetean al salir del gobierno, olvidan todo lo que hicieron y, además de tropezar con la piedra, se acaban enamorando de ella».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario