La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha pedido a la Fiscalía de Delitos de Odio que investigue la manifestación de neonazis celebrada el sábado 13 de febrero 2021 en Madrid, en memoria de los caídos de la División Azul, donde los organizadores profirieron proclamas como «el enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío».

La manifestación comenzó en torno a las 17:00 horas en la estación de Metro de Ascao y finalizó una hora más tarde con un acto homenaje a los caídos de la División Azul en el Cementerio de la Almudena.

Los manifestantes, según imágenes difundidas por redes sociales, desfilaron haciendo el saludo nazi y lanzaron proclamas, altavoz en mano, como «porque nada más certero que esta afirmación: el judío es el culpable, el judío es el culpable y la División Azul luchó por ello».

Desde la comunidad judía ya han trasladado a la Fiscalía los hechos, pues «consideramos inadmisible que en un Estado de pleno Derecho y sólida democracia como es España queden impunes las acusaciones allí vertidas».

Una chica ataviada con una camisa azul al estilo de Falange llegó a decir desde el altavoz que «el comunismo es una invención judía destinada a enfrentar a los soberanos».

Los judíos españoles recuerdan que «España refrendó en julio de 2020 su adhesión a la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, que contempla como antisemitismo acusar a los judíos como colectivo de ser culpable de cualquier acontecimiento».

Por tanto, la Plataforma contra el Antisemitismo, el Movimiento contra la Intolerancia y la comunidad judía «actuaremos con todas las herramientas legales a nuestro alcance», advirtieron.

Rechazo vecinal a la marcha neonazi en Ciudad Lineal

Cada mes de febrero desde hace más de diez años, grupos neonazis y de extrema derecha rinden homenaje a «sus caídos» en Ciudad Lineal (Madrid) a través de actos en los que hacen apología de su ideología totalitaria. Este 13 de febrero de 2021 la autodenominada «Juventud Patriota de Madrid» organizó una marcha «en honor a los caídos por Europa» que finalizó ante el monumento a los fallecidos de la División Azul en el cementerio de La Almudena.

Como sucede cada año, los neonazis, que ese día conmemoran la batalla de Krasni Bor, la última de la Segunda Guerra Mundial en la que participó esta unidad de españoles a las órdenes de Hitler, atravesaron en su desfile parte de los barrios de Ascao, Bilbao y La Elipa, una provocación que los colectivos vecinales no comprenden cómo se sigue permitiendo.

En este contexto, las asociaciones vecinales La Nueva Elipa, La Merced de Quintana, La Vecinal del Barrio Bilbao y Pueblo Nuevo y la AV de San Pascual, la Asociación Cultural El Sol de La Conce, el Colectivo Feminista Trece Espinas y la agrupación Apoyo Mutuo Ciudad Lineal solicitaron a las autoridades la cancelación de la marcha ante el riesgo de que se generen altercados en la zona y «el carácter xenófobo, racista, machista y homófobo» de sus organizadores. 

A tal fin, difundieron un comunicado en el que señalaban que, «si las administraciones no lo impiden, el fascismo volverá a campar a sus anchas por las calles de Ciudad Lineal. No entendemos como Delegación de Gobierno no ha hecho nada, un año más, para no permitir que se produzca este desfile».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario