La Comunidad de Madrid ha decidido este 27 de agosto de 2020 suspender la autorización para la celebración de los festejos taurinos que iban a tener lugar a partir de mañana en el municipio de Alcalá de Henares, argumentando el «principio de prudencia que debe regir la actuación del Gobierno regional en la gestión de la crisis sanitaria».

Según un comunicado del Gobierno regional, a suspensión se basa en el análisis de la información solicitada por la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas a la de Sanidad, de la que se desprende que en Alcalá de Henares se observa una tendencia creciente en el número de casos confirmados de COVID-19 que aconseja la adopción y refuerzo de las medidas de control y contención que eviten la transmisión del virus y el incremento de positivos e ingresos hospitalarios.

El Ayuntamiento complutense trasladó el pasado 24 de agosto al equipo de Isabel Díaz Ayuso su preocupación ante la Feria Taurina prevista para los días 28, 29 y 30 de agosto en la Plaza de Toros y sus consecuencias para la Salud Pública, que había motivado la semana anterior un requerimiento por escrito a la Directora General de Salud Pública y al consejero de Sanidad para que evaluaran el riesgo real para la salud pública que suponía una corrida de toros en el momento actual.

El alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, señaló que no se trataba «de un debate de toros sí y toros no; tendría la misma preocupación si fuera un partido de fútbol al que estuvieran convocados cuatro mil espectadores. Esto no va contra la celebración de un evento taurino que cuenta con todos los permisos administrativos y es una actividad legal y permitida, se trata de una cuestión de salud pública ante la escalada de la COVID 19 en las últimas semanas».

Rodríguez Barrios recordaba en su requerimiento que «cuando el Gobierno Regional aprobó la orden que permite eventos taurinos al 75 por ciento del aforo, se reportaban 44 casos diarios y hoy 1004, es decir, 23 veces más. Igualmente a finales de julio se registraban 169 personas hospitalizadas por COVID 19  y ahora 1.132, lo que supone siete veces más. Por ello creemos que el marco normativo existente y aprobado por el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso es absolutamente inapropiado para estos momentos».  

Y explicaba que «en los espectáculos culturales que estamos realizando a largo del verano se limita el aforo a ochocientas personas, con sillas individuales que garantizan la distancia  y con unos altos niveles de seguridad, contratando además personal que vigila el cumplimiento de las normas. Este grado de detalle y exigencia no rige en las plazas de toros, en las que la Comunidad de Madrid decidió que el aforo fuera al 75 por ciento del máximo».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

1 COMENTARIO

  1. Igual que tenemos discrepancias algunas veces, esta vez tenemos que felicitar a Don Javier Rodríguez Palacios por decir textualmente “que se trata de una cuestión de salud pública ante la escalada del COVID 19 en las últimas semanas”.

    Y también hay que decirla a Isabel Díaz Ayuso, que si le gustan las corridas de toros, que se compre un traje de luces, y los toree ella, como hace con muchas personas que la pagan el abultado sueldo para vivir en una casa “despampanante”.

    ¿Quién es ella para mandar en Alcalá de Henares? La invitamos a que visite el barrio de Espartales Sur y mande que se limpien los contenedores por dentro con agua y desinfectante, los excrementos de las palomas, las carreras de coches y claro así veremos con ella a la Policía Local.

    Anímese Sra. Díaz Ayuso a visitar el dicho barrio y déjese de tantos “toritos”

Deja un comentario