Unas 160 familias desplazadas –aproximadamente 880 personas- recibirán durante tres meses ayuda integral en forma de transferencias monetarias, tanques de agua y kits de higiene por la activación del convenio de emergencias que mantienen la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la ONG Acción contra el Hambre y que permite actuar de urgencia en las crisis humanitarias alrededor del mundo.

Además, un total de 89.000 personas se beneficiarán de la retirada de basuras acumuladas en las calles durante la escalada de violencia, entre el 10 y 21 de mayo 2021.

Este es el propósito de la iniciativa de emergencia para aliviar el sufrimiento de la población de Gaza tras la escalada de violencia que la AECID ha decidido financiar con un total de 142.527 euros y que llevará a cabo la ONG especializada en emergencias, Acción contra el Hambre.

Evaluación de daños y reconstrucción

Tras el alto al fuego acordado por las partes el pasado 21 de mayo y bajo el liderazgo de Naciones Unidas y el trabajo de las organizaciones locales, se ha iniciado la fase de identificación de necesidades inmediatas y evaluación de daños para la reconstrucción de viviendas e infraestructuras básicas.

Personal del Consulado General de España en Jerusalén y de la Oficina Técnica de Cooperación de la AECID participaron el 1 de junio 2021 en la misión internacional de evaluación de daños en la Franja de Gaza liderada por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), en la que además de España, participan otros países e instituciones donantes.

La misión comenzó por la visita a las instalaciones de la UNRWA en Gaza, afectadas por los bombardeos, para continuar con un encuentro con personal técnico y hombres y mujeres refugiados en el que tratar de evaluar el impacto de las recientes hostilidades en la salud mental de la población gazatí. 

La delegación continuó su recorrido por las zonas urbanas más dañadas en los últimos bombardeos, así como los campos de refugiados de Shati –en el que viven unas 82.000 personas- y Jabalia, el mayor de los ocho campamentos de refugiados de la franja de Gaza cuya población asciende a más de 195.000 personas, según UNRWA.  

Necesidades humanitarias

A consecuencia de esta última ofensiva se cuantifican unos 258 edificios destruidos y más de mil viviendas inhabitables, lo que arroja una elevada cifra de personas desplazadas sin hogar. Además, unas 58 instalaciones educativas han sido dañadas, así como nueve hospitales y diecinueve centros de salud, incluido el laboratorio central de test COVID. A esto se le une la reducción a cinco a seis horas de suministro de electricidad y la falta de agua y saneamiento –se calcula que 800.000 personas no tienen acceso regular a agua-, cuyas infraestructuras han sido dañadas.

La provisión de alimentos, higiene básica, atención psicosocial, sanitaria, el regreso a las aulas de la población infantil, el acceso a agua y saneamiento, y la especial protección a colectivos vulnerables como las personas con discapacidad, niños y niñas y ancianos son, por el momento, las prioridades de la acción humanitaria internacional.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario