¿Por qué si el número de países pertenecientes a Naciones Unidas es 193 hay 205 equipos en los Juegos Olímpicos de Tokio?

Es un asunto de geopolítica. Cualquier país que quiera enviar a sus equipos de atletas a competir en las Olimpiadas tiene que poseer un Comité Olímpico Nacional (que esté reconocido y aceptado por el Comité Olímpico Internacional, COI). 

Según Quartz, una publicación económica digital en inglés (creada por la empresa de comunicación Atlantic Media para ser utilizada en móvil y tablet, y comprada en 2018 por la empresa japonesa Izabase), en el mundo hay 206 Comités nacionales pero hasta Japón solo han llegado 205 equipos porque, en el pasado mes de abril, Corea del Norte anunció que no participaría a causa de los temores relacionados con la pandemia de la COVID-19.

Tras esta aclaración, volvamos a la pregunta inicial. Si los países son 193 y los comités 206 ¿qué pasa son los trece que hay de diferencia?.  Según un artículo del digital francés Slate están divididos en dos categorías: por una parte hay cuatro que pertenecen a territorios –Kosovo, Hong Kong, Palestina y Taiwan- cuya situación geopolítica se considera «compleja».

Por otra, tenemos nueve territorios insulares que pertenecen a países reconocidos en la ONU pero disponen de comité y equipos propios: la isla holandesa de Aruba en el Caribe; el archipiélago caribeño de Bermudas perteneciente al Reino Unido; la estadounidense isla de Guam situada en el mar de Filipinas; las tres islas caribeñas de Caimán pertenecientes al Reino Unido; el archipiélago de las quince islas Cool asociadas a Nueva Zelanda; las tres Islas Vírgenes estadounidenses; el archipiélago británico de las islas Vírgenes compuesto por medio centenar de islas: el territorio caribeño de Puerto Rico no incorporado a Estados Unidos; y las cinco islas americanas de Samoa, situadas en Oceania y pertenecientes a Estados Unidos.  

Ya en 1911, el barón Pierre de Coubertin, aristócrata e historiador francés creador de los juegos olímpicos de la era moderna, estableció la diferencia entre geografía política y geografía deportiva explicando que un equipo no tenía por qué representar a un país independiente. Sin embargo, desde 1996, el COI solo reconoce a los comités que representan «a un estado independiente reconocido por la comunidad internacional». Los nueve territorios mencionados en la lista anterior deben su independencia para tomar parte en las olimpiadas al hecho de que lo consiguieron antes de 1996. 

Quartz recuerda la complicada situación de los «iroqueses», etnia que agrupa a seis naciones amerindias que de antiguo aspiran a poder participar en los Juegos Olímpicos con «el báculo», un deporte colectivo inventando por sus ancestros en el que los jugadores se sirven de un báculo para meter la pelota en la portería contraria.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario