En países como la India, donde el casi el noventa por ciento de la población vive con menos de dos dólares al día, la educación es la apuesta de muchas organizaciones no gubernamentales para poder romper el círculo de la pobreza. 

Siendo los sistemas educativos uno de los ámbitos más afectado por la crisis derivada de la COVID-19 en todo el mundo, en los países más vulnerables la situación es especialmente grave, pues no ha hecho más que aumentar la distancia entre quienes tienen recursos para seguir aprendiendo y quienes no, poniendo el peligro los logros del trabajo desarrollado durante décadas.

Ante esta situación, el músico Juan Valdivia ha compuesto y grabado la canción La infancia que salvaste, cuyos beneficios irán destinados a los proyectos de la ONG Global Humanitaria1 en la India.  

Juan Valdivia ya se ha implicado en otras ocasiones en los proyectos de esta organización a favor de la infancia vulnerable, tanto a través de su escuela de música como apoyando el centro de salud y la creación de los centros educativos que la entidad ha construido en la isla de Kumirmari, una de las zonas más remotas y desatendidas del país, y a los que acuden más de dos mil niños y niñas.

La infancia que salvaste fue presentada en primicia durante la gala de homenaje dedicada a Héroes del Silencio celebrada el Día H, el 17 de octubre 2020, en la que se celebraron veinticuatro eventos en diez países. Además, la fecha coincidía con la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

  1. Global Humanitaria es una ONG con más de 20 años de trayectoria que mediante la cooperación internacional trabaja para favorecer procesos de desarrollo que garanticen la igualdad de oportunidades de las personas y los pueblos.
  2. Acceder al enlace para colaborar con la iniciativa y adquirir el CD.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario