La Comisión Permanente de Izquierda Socialista (IS) de Madrid –tendencia organizada dentro del PSOE- ha aprobado un documento denominado «Una solución para la Comunidad de Madrid» en el que, además de criticar duramente la gestión de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante la crisis del coronavirus propone dos salidas para echarla del poder.

«Ante el cúmulo de despropósitos, de falta de gobierno, de mirar para otro lado protegiendo a los más favorecidos, entendemos que es absolutamente necesario que desde la izquierda se actúe de manera contundente contra este desgobierno, cuyo incumplimiento de la protección de la salud, instaurado en el artículo 43 de la Constitución, atenta gravemente contra el interés general», se expone en el citado documento, al que tuvo acceso Servimedia.

A juicio de IS, en primer lugar, debe negociarse de manera inmediata una moción de censura para «detener las tropelías» que se cometen cada día y «dar una esperanza a los millones de madrileños y madrileñas, que observan con estupor cómo nada se hace desde las instituciones en el sentido de buscar una solución a tantos problemas».

Si no prospera la iniciativa de presentar una moción de censura «de todos aquellos comprometidos con el servicio público y la dignidad», por el «empecinamiento» del vicepresidente, Ignacio Aguado, y la representación de Ciudadanos «en sostener este despropósito», entiende IS que «podría ser pertinente la utilización del artículo 155 de la Constitución para solicitar al Gobierno de España que aperciba en los términos establecidos al Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el fin de que cumpla con sus obligaciones y garantice la salud de su ciudadanía».

En el escrito se expone que Madrid es «a día de hoy la comunidad autónoma con mayor índice de contagios y mayor presión asistencial en sus hospitales debido al coronavirus, mientras la presidenta Ayuso y sus colaboradores necesarios, el vicepresidente Aguado y el partido de la extrema derecha, se niegan a tomar medidas para protegernos de esta segunda ola».

A juicio de IS, «el persistente desmantelamiento de la sanidad pública promovido por los gobiernos del PP desde hace veinticinco años en la Comunidad ha provocado que ésta no tiene, cuando más necesarias son en sus hospitales, las camas suficientes para su población».

Tras criticar el «deficiente funcionamiento» de los Centros de Atención Primaria, IS denuncia que «mientras esto sucede, se destinan decenas de millones de euros a un nuevo hospital, que todos los profesionales consideran innecesario, y se mantienen cientos de camas inoperativas en los existentes, por la incompetencia en su gestión y por los incumplimientos de las empresas privadas gestoras de los centros externalizados».

Asimismo, se denuncia la falta de rastreadores, «elementos fundamentales para el seguimiento de la enfermedad, junto a los Centros de Atención Primaria».

IS destaca que «solo se han contratado 210 rastreadores, cuando, según los estándares internacionales más conservadores Madrid debería disponer de 1206 rastreadores y según los estudios de la Universidad John Hopkins deberíamos llegar a los treinta por cada cien mil habitantes, es decir, unos dos mil rastreadores».

IS también denuncia que el Gobierno regional «tampoco ha tomado las medidas necesarias para reducir las aglomeraciones de usuarios en el transporte público, por la vía de aumentar la frecuencia, permitiendo que cada mañana los trabajadores y las trabajadoras corran mayores riesgos de los necesarios en sus desplazamientos a sus lugares de trabajo».

En cuanto al regreso de los estudiantes a los colegios, señala IS, el Gobierno de Ayuso «se ha declarado incapaz de dotar a los centros públicos con los medios necesarios para rebajar la ratio por aula y, a menos de una semana del comienzo de las clases, promete nuevas contrataciones (básicamente serán las de aquellos que fueron despedidos en junio) que, a la vista de las realizadas en el tema de los rastreadores, mucho nos tememos seguirán el mismo camino, lo cual pondrá en peligro a miles de ciudadanos al decretar un inicio de curso sin las medidas de prevención suficientes».

Esta tendencia organizada dentro del PSOE denuncia que «la actuación política del gobierno bipartito apoyado necesariamente por la ultraderecha de Vox, pone en peligro no sólo a la ciudadanía madrileña, sino a la de otras provincias, así como la economía propia y de toda su área de influencia representada por la España vaciada de las dos Castillas».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario