Seguro que has oído hablar del famoso microchip como método de identificación para perros y gatos. Se trata de un dispositivo electrónico del tamaño de un grano de arroz que incluye un código identificativo formado por nueve dígitos y cuatro letras.

Independientemente de si estamos obligados o no al uso de la identificación de mascotas, la realidad es que es una herramienta muy útil para recuperar a nuestra mascota si se escapa, se pierde, o incluso si es robada.

En muchos casos, la única manera que tienen para volver a su hogar es ser identificados, y es que el sistema ayuda a demostrar que existe un vínculo con el animal.

Sin embargo en el caso de la identificación de las mascotas exóticas no siempre sirve el microchip. Actualmente existen alternativas interesantes al microchip. Teniendo en cuenta la importancia de la identificación de las mascotas exóticas, en este artículo vamos a ver todas las opciones en detalle.

Sistema de identificación de exóticos:

Aunque existen numerosos sistemas de identificación, el único sistema oficial para introducir los datos de las mascotas en los registros informatizados oficiales es el chip, ya sea mediante microchips o nanochips.

Microchip y Nanochip

Es el método que normalmente se elige para identificar a la mayoría de las especies animales. Su gran ventaja es que se puede adaptar a prácticamente cualquier animal, con independencia de cuál sea su tamaño.

¿Entonces puedo ponérselo a mi mascota exótica?

Obviamente, las dimensiones del microchip dependen del animal que se quiera identificar. Si estamos hablando de una especie pequeña, existen chips que tienen un tamaño muy reducido.

Dependiendo del tipo del animal del que estemos hablando, la forma de aplicar el chip será diferente:

  • En el caso de las aves se implantará un microchip intramuscular (es decir, dentro del músculo). Lo mismo ocurre en el caso de los reptiles.
  • Si se trata de mamíferos, lo más común es que se implante un chip subcutáneo.
  • Sin embargo, la situación cambia por completo si son anfibios. En este caso, se tratará de un chip intracelómico (el celoma es una cavidad secundaria del organismo de algunos animales).

La manera de funcionar del chip para identificar animales exóticos es la siguiente: se añade el registro del procesador a una base de datos. Si se encuentra un animal se pasa un dispositivo que es capaz de detectar si existe chip y ofrecerá los datos asociados. Así es como se podrá conocer información de importancia, como el nombre del propietario, datos de contacto, entre otros datos de interés.

Anilla cerrada

La forma de identificación de la anilla cerrada se utiliza mucho para la identificación de aves.

Estamos hablando de un sistema de banda que se ha diseñado en materiales como el metacrilato o el metal. Se colocará en la pata del animal cuando es un polluelo; cuando crece también se hará más grande la pata y será imposible que la anilla se salga.

El problema de las anillas es que no siguen un sistema estándar de identificación (a diferencia de lo que ocurre con los chips). Son útiles para saber si un ave se ha criado en cautividad, aunque no demasiado para demostrar que existe el vínculo entre el animal y una persona.Su principal ventaja es que resultan muy baratas y eficientes.

Otros tipos de identificación en desuso

Los tatuajes son un sistema que se encuentra más bien en desuso, pero se han usado mucho y todavía se siguen usando en algunas especies, como es el caso de las aves y los conejos. También se utiliza en aves silvestres debido a la ventaja de que se puede identificar desde la lejanía.

Sin embargo, no es una buena opción para identificar a nuestras mascotas domésticas debido a sus desventajas.

Hay algunos criadores que todavía siguen utilizando este sistema de identificación, pero cada vez se hace menos y se tiene claro que terminará desapareciendo

Por su parte, un crotal no es más que una placa de plástico que se emplea para identificar al animal. Lo llevará como si fuese un pendiente, por lo que tan solo tiene sentido si estamos hablando de una especie de animal que tenga las orejas grandes. Como en el caso de los tatuajes, ya no se utilizan porque además de antiestético puede causar lesiones.

¿Has oído hablar del marcaje genético?

Con el avance de las tecnologías también hemos visto una notable evolución en la identificación de mascotas exóticas. El marcaje genético es una de las más evolucionadas.

El objetivo es integrar el código genético del animal en una base de datos. Para ello, se hará un análisis de sangre, pelos y plumas.

Aunque si bien es cierto que la fiabilidad de este método es elevada, todavía está en fase de desarrollo.

Web de referencia | https://veterinarioexoticosmadrid.com

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario