«Hunt, caza al espía» de Lee Jung-Jae,  un trozo de historia cargada de violencia

«Hunt, caza al espía (Heon-teu)», el nuevo thriller escrito, dirigido y protagonizado por Lee Jung-jae -famoso  por su papel protagonista en la serie de Netflix El juego del calamar-,  me ha parecido una película fría, incomprensible y muy confusa; en algunos momentos me resultaba imposible distinguir entre los varios personajes. 

El actor surcoreano – quien fue un ídolo en los años 1990 y al que hemos visto protagonizando el melodrama Il mare y los thrillers Los ladrones, New World y Deliver US from Evil– debuta en la dirección de largometrajes con un género muy apreciado por los espectadores surcoreanos –el thriller con tintes políticos- acompañado en el reparto por  Jung Woo-sung (El bueno, el malo y el raro), Jeon Hye-jin y Heo Sung-tae

Su actual fama explica sin duda  por qué «Hunt, caza al espía» se ha presentado en los festivales de Cannes, Toronto y Sitges por lo que, como explica muy acertadamente el crítico del diario británico The Guardian, va a ser vista por un público que probablemente no conoce el contexto histórico en que está situada: «Vale la pena echar una ojeada a Corea del Sur en 1983 (fecha en la que suceden los acontecimientos que se narran), cuando el régimen era profundamente represivo (se decía que había tantos verdugos como policías),  y el país estaba desgarrado en protestas internas mientras que las tensiones con Corea del Norte eran literalmente explosivas». 

«Hunt, caza al espía[1]»  transcurre en Corea del Sur, en los años ochenta, y se nutre de complots, corredores y estancias siniestras donde se practica la tortura más descarnada, y puñetazos, muchos puñetazos y muchos gritos. Da la impresión de que en ese país  hasta los funcionarios más distinguidos resuelven sus diferencias a golpes.

Después de que unos miembros de la agencia coreana de inteligencia montaran un complot para asesinar al presidente Park, el ejército vuelve a hacerse con el poder. Corea del Norte lo ve como una oportunidad para una invasión futura y decide infiltrar  a uno de sus espías. Dos altos responsables de la seguridad surcoreana tienen la misión de perseguir al topo. Así comienza una terrible carrera contrarreloj que acaba con docenas de automóviles destrozados, una masacre brutal y la pantalla sembrada de muertos y salpicada con distintas sangres.

LeeJung-jae interpreta a Park Pyong-ho –Park parece ser un nombre muy corriente en la península asiática-,  el jefe de la unidad extranjera de la Agencia central de inteligencia coreana (KCIA), que está empeñado en una lucha de poder con su homólogo Kim Jung-do, de la unidad nacional del mismo departamento.

Tras el asesinato del presidente por la KCIA se confirma que hay un espía norcoreano infiltrado en la agencia. Park y Kim se encargan de dirigir dos equipos que compiten por ser el primero en descubrir de quien se trata.  «Hunt, caza al espía» es, por tanto, una película de espías, un relato de política ficción y una revisión histórica.

  1. «Hunt, caza al espía» se estrena en los cines madrileños el miércoles 4 de enero de 2023.
Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario