En 2006, en el frío de Edimburgo, allá junto al castillo y las calles que paseó J.K. Rowling mientras preparaba los libros de un niño llamado Harry Potter, nació una compañía llamada GoTranscript.com. Eran unos cuantos chicos y chicas del mundo de la lingüística, dispuestos a hacer algo grande.

Su plantilla inicial era de unas cincuenta personas y el objetivo estaba claro: hacer que las transcripciones, las traducciones y los subtítulos dejasen de ser un problema para trabajadores y empresas.

La misión era liberarlos de esa carga. Y vaya si lo hicieron. Dieciséis años después de aquella experiencia inicial en Edimburgo, GoTranscript.com cuenta hoy con dos mil trabajadores, su propia app y unas oficinas centrales en Londres.

Esta es la historia de cómo lo consiguieron.

«La lingüística no está valorada»

Como suele ocurrir, la historia de éxito de GoTranscript.com partió de una reflexión: la lingüística y el poder de las palabras no está tan valorada como se merece en el mundo empresarial. A principios del siglo veintiuno, con el auge de internet a todo meter, era fácil descubrir en todo tipo de empresas que sus traducciones, transcripciones y textos web no eran de la mejor calidad.

Así, esa idea fue el trampolín que permitió el salto a la existencia de la empresa. Poco tardaron en las oficinas de la ciudad de J.K. Rowling en darse cuenta de que la cosa marchaba, que toda aquella locura de juntar a cincuenta lingüistas había sido una buena idea: para 2007, la firma ya había entregado más de veinte mil transcripciones, la inmensa mayoría con un éxito total.

En 2009, llegó el lanzamiento del primer sistema de transcripción propio de GoTranscript.com. Y, a partir de ahí, el cielo.

Una nueva imagen

Porque en 2010, tan solo cuatro años después de su creación, GoTranscript.com había alcanzado ya una plantilla de mil transcriptores. Se estaba convirtiendo en un milagro, casi tan grande como el de la escritora que pasó de vivir en viviendas sociales a triunfar con Harry Potter.

En 2014, la firma de transcripciones ya contaba con más de cinco mil clientes fijos. Y ahora, último capítulo en esta historia que no acaba ahí, GoTranscript.com se encamina a una nueva etapa. Con sus oficinas centrales ya situadas en el área metropolitana de Londres, lejos de Edimburgo, busca un cambio de imagen. En su web, en su marca.

Visto lo visto, solo se puede esperar una cosa por parte de esta compañía: que siga escalando hasta lo más alto.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario