Los gobiernos de España y el Reino Unido han alcanzado un acuerdo provisional para mantener abierta la frontera en Gibraltar en beneficio de la población que vive y trabaja en ese enclave, al tiempo que el puerto y el aeropuerto estarán controlados por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costa (Frontex).

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró este jueves 31 de dcieiembre de 2020 que el «principio de acuerdo» alcanzado con Gran Bretaña sobre el futuro de Gibraltar permitirá que no haya controles en la verja tras el ‘Brexit’ y aplicar en el puerto y aeropuerto de la colonia el tratado de Schengen, referido a la libre circulación de bienes y personas de cara al exterior.

González Laya explicó estas cuestiones en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, donde dio cuenta del entendimiento de última hora que evitará una «frontera dura» en el Peñón tras el ‘Brexit’, informa Servimedia.

La titular de Exteriores indicó que el acuerdo supone que a partir de este viernes, 1 de enero de 2021, no habrá controles entre el Peñón y territorio español, al tiempo que el acceso al puerto y el aeropuerto de la colonia estarán regidos por el tratado de Schengen, de cuya aplicación España será el país «responsable». En este control exterior habrá implicados representantes de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costa (Frontex).

Este pacto tiene un período transitorio de seis meses, tras lo cual la UE y el Reino Unido deberán firmar un tratado que certifique las condiciones acordadas en las últimas horas por los Gobiernos de Pedro Sánchez y Boris Johnson. Este acuerdo ha sido trasladado a las autoridades comunitarias y la ministra informará del mismo a los portavoces de Exteriores de los partidos.

Gibraltar: zona de prosperidad compartida

González Laya señaló que con este principio de acuerdo ambos países avanzan en la creación en Gibraltar de una «zona de prosperidad compartida», lo que implicará que la Roca podrá acogerse a «programas y políticas» de la UE y facilitará una armonización en materia aduanera, laboral o fiscal.

Añadió que los españoles del Campo de Gibraltar «pueden respirar aliviados», en el sentido de que no habrá una «frontera dura» entre España y la colonia británica tras el ‘Brexit’. Por el contrario, aludió a que lo acordado permite derribar «barreras» para establecer un área en el que se busca impulsar el desarrollo mutuo.

En cuanto a la soberanía, la titular de Exteriores se refirió a que lo pactado con el Ejecutivo británico no va en perjuicio de las «pretensiones irrenunciables» que ambos países tienen al respecto y que ambas naciones se mantienen «firmes» en sus postulados, pero sin impedir el «progreso» a los que viven en la Roca y en el Campo de Gibraltar.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario